IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

VIVIR DENTRO DEL PROPOSITO DE DIOS

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Los planes de Dios son mejores que los tuyos
Ser demasiado listo a veces es un problema, cuando el Señor llamó a Pedro sólo tenía una barca y redes, esa era su ganancia,
el pan diario. Y Dios le dijo sígueme, y te haré pescador de hombres, de almas. Ser un hombre de propósito es que te vas a
diferenciar de los demás, son grados que te van a dar categoría, pero a la misma vez bajas tu ego, y ves tu carne como piedra de
tropiezo. Así que, tu propia persona puede ser un impedimento, y tendrás que dominarlo.
Si Dios tiene un propósito contigo te lo hará saber, pero te lo da Él, como le dijo a
Ananías respecto a Saulo: este me es instrumento útil, al cual enseñaré a padecer por mi
causa. Por tanto, si miras a Pablo puedes ver como padeció, y como aprendió a través de
tribulaciones.

Tener un propósito para Dios es vivir para Él, no hay más.

Todo lo que no se enseña a través de la biblia es engañar, es un evangelio
diferente, es como asesinar a las almas. No todo el mundo puede enseñar la biblia.
Pablo decía que si alguno cree, crea según mi evangelio. La iglesia católica cuando
tradujo la biblia al latín torció muchas cosas, entre otras la semana santa. Según la biblia
fue en abril, en primavera, en Levíticos confirma que se celebraba la pascua (la fiesta de
los panes sin levadura durante una semana) en abril. Así que la muerte de Jesús no fue
viernes sino seguramente en miércoles. El día en Israel empieza a las 18 h de la tarde, y
no por la mañana, y se cumple a las 18 h de día siguiente. Como sabemos que el sábat
empieza a las 18h de la tarde hasta las 18 h del sida siguiente. Para los judíos el día
empezaba cuando caía la tarde, antes de oscurecer. Desconocemos muchas cosas
porque no vamos a la Biblia.

¿Quien es la pascua? Para los judíos bajo la ley era recordar que fueron esclavos de
Egipto, por eso debían comer pan no fermentado, era un día solemne. Por lo cual Jesús
murió en miércoles, y Jesús no miente; y el domingo resucita, ahí van tres días y tres
noches, contando un día desde la tarde hasta la siguiente. Así, que si fuese como dice la
Iglesia Católica que fue el viernes, entonces el sábado seria sólo una noche. Por tanto,
vemos como la iglesia católica ha cambio el orden de las cosas por su conveniencia, por
eso aquí está nuestra protesta.

Israel a la semana el único culto que tenia era el sábat. Para nosotros Cristo es todo,
abolió la ley (Gálatas). Todo lo que se enseña sin la biblia no tiene valor. Lo peor de todo
es que hay un pueblo que se cree que va a ir al cielo sin creer, sin experimentar y sin
estudiar la biblia. Sino conocemos la escritura, no sabemos donde vamos, pero los que
creen en la palabra y la conocen saben a donde van, a la eternidad.

Jesús enseñaba el evangelio de las obras, como al joven rico, y Pablo enseñaba el
evangelio de la fe para los gentiles, y de las obras para los judíos. El Señor sabe tocar, y
cuando te toca la llaga ya no te gusta, eso es que hay una evidencia de que dentro no
está todo bien.
El melón puede tener una buena cáscara por fuera, pero por dentro estar podrido. Entramos por el buen fruto no por la
cáscara, y para tener fruto debemos vivir el evangelio de la humillación. No se trata de aparentar por la cáscara. El evangelio es una
espada que te va a disciplinar. Si todos los que subieron al cielo participaron de la disciplina, si dices que eres hijo de Dios tendrás
que ser más disciplinado que ellos. El Espíritu Santo es el que nos disciplina para que participemos de los frutos del Padre, de la
santidad. Sin disciplina nunca verás la santidad.

Si no quieres ser disciplinado, y no quieres cambiar Dios no te va a llamar para ningún propósito espiritual; Él no quiere a
nadie que reniega. Si quieres estar dentro de los propósitos de Dios has de recibir la disciplina.

El Espíritu Santo no nos consiente nada, sino que te pone bajo convicción. Ahora bien, estarás en deleites espirituales cuando estas
sometido a Él. Simplemente meditando y pensando en Dios te deleitarás.

El culto diario es para librarte de tu yo y tu ego.
¿Cuantas veces tendría que reunirse la iglesia oficialmente? 2 veces, una es la de muerte y la otra  la resurrección. Los judíos tienen
una, el sábat, empieza el viernes por la tarde y acababa el sábado por la tarde. El domingo es el primer día de la semana. Pero
nosotros, los gentiles, tenemos dos cultos que son para glorificarle a Él. Para nosotros la muerte de Jesús es vida, y lo celebramos
para hacer memoria de su muerte. Por eso dijo haced esto en memoria de mí, la santa cena, en memoria de su muerte. La santa
cena es la palabra.
Jesús abolió la ley en la cruz, porque Él la cumplió. La ley de Moisés no llego a perfeccionar, y Jesús les dio un tiempo, pero no
se perfeccionaron; en cambio, la sangre de Jesús si que nos perfecciona.
Por tanto, un día a la semana recordamos por la palabra la muerte de Jesús, y otro, el domingo, es el día de glorificar a Dios por la
resurrección.

Cuanto más oyes y más atiendes a la palabra mejor preparado estarás, pero si caminas por la mínima de la fe tienes tendencia a
perderlo todo. El que quiere ir sobrado en Dios tiene que perder y consagrarse a Él.

Todo lo que consagres ahora es tu tesoro en el cielo.

No nos hagamos tesoros aquí, porque caeremos empicados de la gracia. A cada uno se nos ha dado un medida de fe, de gracia y
de espíritu, es decir, tenemos tres medidas y que se unen cuando estemos en la presencia de Dios. Allí seremos lo que hemos sido
aquí.

Estamos en una línea de gracia donde no cuenta la ley de Moisés. Pero en la tierra sí hay leyes que castigan si hacemos las cosas
malamente (Romanos 16: ..”la ley no en vano lleva la espada..” ), no podemos abusar. Debemos tener y buscar el equilibrio. Nuestra
ley es una ley nueva del Espíritu, de gracia que es Cristo y no podemos abusar de ella.

Dios es el que nos pesa, y ve como estamos, y donde estamos faltos. No te salvas por obras, pero es parte de tu recompensa.
Jesús dijo que el que le da un vaso de agua a un profeta en su tiempo tendrá su recompensa. Jesús dijo un vaso de agua porque en
esa época el agua escaseaba. Muchas veces damos o hacemos las cosas por la fachada que vemos de la gente pero no por el
interior. Andamos sin comprensión y sin compasión. La palabra dice que si tu enemigo tiene sed dale de beber y ascuas de fuego
amontonarás sobre su cabeza.

Cuando crees en la eternidad de verdad tu vida cambia.

No digas que haces bien cuando estas andando mal; eres una persona literal, de la letra y por la lógica. No sigas a Jesús por
emociones, ámalo de verdad. Cuando te apartas de la verdad te desligas de Cristo. Los que viven en la verdad no permiten que se
les tuerza de la sana doctrina, del evangelio de la verdad, y son diferentes a los que viven en maldad. Sólo podemos seguir a Jesús
en el espíritu.

Todo lo que se enseña que no sea del evangelio no glorifica a Dios.

Romanos 15:8-12

Estará la raíz de Isaí, Y el que se levantará a regir los gentiles; Los gentiles esperarán en él.

Israel no recibió las promesas. Nosotros los gentiles somos el fruto de la aflicción de Cristo en la cruz, los judíos no, dijeron: “su
sangre sea sobre nosotros”. Los gentiles somos los que lo hemos recibido con hambre y con sed. Los que no tienen este sentir en
su vida, no están en el espíritu, están entrando y saliendo a todas horas. Los que no tienen interés en la palabra que ministra Dios a
través del pastor son cristianos de entretenimiento. Debemos concentrarnos en la mente de Cristo porque nuestra mente humana
esta fracasada. Si los sabios hubiesen discernido quién era Jesús nunca lo hubiesen crucificado.

Debemos consagrarnos mucho más, tenemos que subir, hay regalos y dones tremendos. Debes vivir dentro de los propósitos de
Dios, así es como edificas a los demás, no entreteniéndolos.

Sé un cristiano vivo para edificar, no para entretener.

Una fe literal no es fe, la fe de verdad es rema, que la palabra está en el corazón. Dios te quita lo malo para ponerte siempre algo
mejor, nunca para peor. El ministerio del Espíritu es mejor que el de las tablas de los mandamientos (2 corintios), es del corazón
(rema), y es glorioso.
Muchos son espirituales de la letra, pero eso no es ser espiritual sino un sabiondo. El espiritual es el que vive en piedad y en
santidad. Las arras del espíritu son necesarias para el rapto, no podemos contristar al Espíritu. Nosotros somos transmisores,
hacemos transferencias espirituales.

Los gentiles tenemos dos fiestas por semana que es el día de la muerte y el de la resurrección, y entre ellos hay tres días. Somos
los que esperamos en Jesús y estamos postrados a su puerta. Tenemos que darle al Señor primero, y entonces Él nos dará. Jesús
le dice a Zaqueo que es salvo cuando decide dar. Jesús le da el visto bueno cuando Zaqueo decide dar a los que había robado
cuatro veces más. Era salvo por obras, primero tenía que dar lo que había robado para ser salvo. Ésta es la salvación de los judíos,
por obras. Zaqueo cuando cobraba los impuestos robaba y les pedía más porque como era pequeño y se reían de él, se vengó
haciéndose romano y subiéndoles impuestos. Pero después que Jesús lo visita es tocado y se vuelve generoso, y quiere reponer lo
que hizo mal. Así que la salvación venía por dar, por las buenas obras.

A la gente se le apacigua cuando se le da de comer, se vuelven cariñosos. Cuando tienen el estomago vacío no puedes apaciguar a
nadie.

Jesús nos salva cuando da su vida por nosotros, Él se dio. Dijo: “ ustedes no me eligieron a mi sino Yo a vosotros”. Su obra fue de
amor. Y Él ama a los que le aman, y le encuentran los que le buscan. El tema es que cuando das, estás salvando. Cuando
ofrendas, después viene la bendición. El labrador para participar de los frutos tiene que trabajar primero, sacar sus semillas y
plantarlas.

La bendición crecerá allá donde has sembrado.

Queremos que la gente sea cariñosa con nosotros y que nos ame pero nosotros no amamos y somos cariñosos sino amargos. Así
no funciona. El que quiere ir al cielo debe seguir el evangelio de Cristo, no entendamos las cosas al revés.

Los cielos de Dios empiezan después del cosmos. Ahora estamos mucho más cerca de Él. El cielo se ha acercado a nosotros con
Cristo. El reino de los cielos se ha transformado para nosotros a través del Espíritu. Si no hay deleite, no hay amor, sólo hay
entretenimiento. Si hay deleite nuestra mente esta allí en el cielo y no aquí.

Nosotros los gentiles no éramos pueblo, no éramos hijos, no éramos nada; pero hoy si somos pueblo. La unción es un
riego, una lluvia temprana, y ahora esperamos la tardía, la temprana ya vino. Los judíos celebran su pascua recordando que estaban
en Egipto. Los gentiles celebramos la pascua de Cristo, nuestra pascua es Cristo, es nuestra circuncisión. Pertenecemos a la ley
del Espíritu, de disciplina. Y si la rechazamos nos volvemos bastardos y no hijos.

Jesús es el consumador de todas las obras no nosotros. Lo que nosotros conseguimos es porque Dios ya lo tenia preparado.  No
confundamos el evangelio dado a los judíos con el dado a los cristianos. El futuro es Cristo. Ellos cada día tenían que cumplir obras,
eran salvos por obras, nosotros somos salvos por fe. Así que no conviertas la fe en algo secular.
No vengamos a la iglesia a entretenernos, el Señor quiere tu cariño. Si somos esaboríos nuestra presencia molesta, pero con el
roce viene el cariño.

El evangelio es agresivo, al momento duele, toca, te entristece, porque el pecado cuando oye la verdad se entristece,
pero luego te das cuenta que lo necesitas, necesitas la palabra. Dios siempre crea un buen ambiente cuando quebranta los
corazones, y salen oraciones sabias.

El mundo entero gime y espera la manifestación de los hijos de Dios. Y muchos hijos están entretenidos en otras cosas y no se dan
cuenta de la necesidad de las almas. No es mayor el vestido o la comida, no estés por eso, bástate con la gracia. Dios pone a los
pastores para que nos preparen para irnos con Él.

Ahora los gentiles y los judíos convertidos son una misma cosa. La iglesia tiene que orar por los judíos. Cuando confesamos con
nuestra boca algo, un día más tarde o más temprano nos viene, por eso la biblia dice: mira donde caíste y haz las primeras obras.
Debemos transformar nuestro vocabulario, nuestra mente y nuestra vida, sino estás caducado. Has de renovar tu fe, tu hambre, tu
sed y el buen clima en Cristo; sino te vas a estar quejando siempre diciendo que eres el mismo. La disciplina es para todos.

A Saúl le pudo su obstinación, su mal carácter, su mala actitud. Tenía su propia ley.
La ley del Espíritu nos dice que no todo nos es lícito, y no todo nos conviene. No nos dejemos dominar. Tenemos un corazón
humano, pero el corazón nuevo funcionando no se rige por nuestras leyes naturales sino por la ley de vida en Cristo, en el Espíritu.

A nosotros nos hace ser idólatra nuestra obstinación, el querer hacer lo que nos da la gana. Se levanta un carácter duro. Muchos
son momias en las iglesias, no han madurado ni crecido porque hacen su propia ley. Por eso debemos mirar donde caímos, porque
sino nuestro candelero se apaga. El candelero es Cristo, es su luz en nosotros. No pierdas el primer amor que es lo primero.

El primer amor se llama Jesús, y no puedes pisotearlo con tu actitud y malas obras. Has querido ir por libre. Nuestras esposas
o familias son nuestro segundo amor. Pero el primer amor es antes, Jesús, y lo amarás más que a todas las cosas. No puede ser
olvidado nunca.

Oro a Dios para que os de sueños y revelación para que podáis tener conocimiento. Amén.