IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

SER UN VASO DE HONRA

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
El vaso de honra respeta, sirve y se deja corregir
Hay factores que lo destruyen todo. Usted quiere que su intelectualismo vaya delante, pero delante tiene que ir la gracia. Vano es
lo que en sí queremos presentar por nosotros mismos, su tarjeta de visita debe ser la humildad.

El apóstol Pablo se llamaba Saulo, que significa hombre duro y orgulloso, pero él se transformó y dejó de ser lo era pasando a ser
humilde.
Se debe tener cuidado porque somos lo que decimos, ya que cuando prometemos
que vamos a cumplir un nuevo proyecto o una nueva etapa debemos mantener esa
palabra, cumplirla y además en el momento que toca, no cuando nos parezca, porque si
no habrá consecuencias sobre nuestras vidas.

Se necesita unción y gracia para poder actuar y trabajar. No se puede hacer mediante
métodos humanos.

Jesús vendrá a la hora que no se espera, también viene a la reunión en la hora que no
esperamos trayendo la unción, Él se acerca según sea el corazón de la persona. Para
algunos la vida cristiana es durísima, porque están pagando una crisis, una deuda o
cosas de su pasado que en realidad dejaron de hacer, pero que aún están pagando las
consecuencias y hasta que no las paga no se marcha la opresión de su vida. Así que es
de Dios tener misericordia. Jesús tiene misericordia con quien hace misericordia.
Ser misericordioso no es ser una persona consentida que pone la mirada en una sola
persona y la pone en lo alto, se debe tener cuidado de no levantar  en la persona un “rey”
o una “reina” para que el día de mañana no la puedas aguantar mucho tiempo, tu Rey se
llama Jesús. No puedes levantar un rey en tu casa, debes levantar un cántico al Rey
celestial. No puedes tener doble personalidad, tan solo una.

Si NO permanecemos en el Señor no hay propósito. La vida no tiene sentido, ni
significado, ni esperanza. Las tragedias las cometemos cuando rompemos los propósitos
de Dios, perdemos las gracias que Dios nos ha dado para tener becas espirituales y
continuar la carrera del Espíritu.

Las influencias de los demás te hace perder los propósitos que Dios tiene en tu
vida. Debes centrarte, y si Dios tiene para ti un propósito sano, que nadie intervenga
aportando su intelecto y te haga perder la dirección espiritual. Dios es el sentido de la
vida, le dio sentido a todo. La vida es una fórmula dada por Dios en el vientre de la madre.
Nada se hace de la nada, Jesús en cambio de la nada crea. El ser humano no puede
crear nada de la nada, pero el cristiano puede en la confesión de fe, la parte de la fe de
convicción que espera lo que no ve. Lo que no ves con tu ojo natural va a venir, pero no
pensando con nuestros propios pensamientos, tienen que ser de Dios. (Hebreos 11)

Dios te concede el deseo de tu corazón de Él, del pensamiento suyo, no el tuyo. Los
deseos de Dios son para el propósito suyo en tu vida. Nuestros deseos son para nuestro
egoísmo y vanagloria, estropean el propósito de Dios en nuestra vida. (Salmo 20)
Dios nos creó y trabajó poniendo sentidos espirituales que se ejercitan con la práctica en la palabra (Hebreos 5:14). Si no practicas
serás como un vegetal espiritual, tendrás vida pero no tendrás utilidad para el Señor, necesitas que Dios te ponga en marcha. La
persona de fe está presta para oír y escuchar.

Aunque no lo sepas Dios te cambió el nombre y en el cielo tendrás un sobrenombre, al igual que Pedro que se llamaba
Simón.
Gedeón le pidió a Dios que le hablara, lo vio a través del ángel de Jehová y aún así desconfió de Él. De igual forma el cristiano actual 
varía y va cambiando por la desconfianza. Entonces, ¿En qué se fijo Dios en Gedeón? En su valentía. Le dijo: Ves con tu brazo
fuerte y vence a los madianitas, ¿no te envío yo? (Jueces 6)

El pueblo cuando crece empieza a divagar, es tiempo de mantener lo cosido para que no se abra el vestido. Necesitamos un humor
santo buscando atajos espirituales. De una manera u otra tienes que entrar por la puerta (Jesús).

La iglesia no puede salir de esta tierra con esmoquin, debe estar trabajada y transformada. Dios es un Dios de impresionar,
necesitas que te impresione. Él también se impresiona de nuestra fe, como con el centurión (Mateo 8:1-10) o la mujer cananea
(Mateo 15:22-28) que tuvo fe aunque sabía que no procedía de descendencia judía, ésta es la fe que Jesús espera.

El cielo y la tierra pasará, pero su palabra no pasará (Lucas 21:33-36). En el año 1948 se declaró el estado de Israel, desde este
momento se cumplieron muchas profecías que confirman que Cristo viene (Daniel 12). Para el rapto no hay favoritismo, más vale
que te despojes de las cuerdas que te atan y te alejan de Dios. Dios te libre de ti mismo.

Si entras en una iglesia que hay fe es para que crezcas y no para estar entrando y saliendo cuando quieras, más vale que
permanezcas, Dios te tiene que hallar con fe.  Una persona que se mal cría a sí misma es difícil sacarle de ahí si no la pillas a
tiempo.
Proverbios 15:32 - El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; Mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.
El rapto es una disciplina constante, no es venir a la iglesia todos los días, es que tu fe tenga raíz. (no puedes quedarte sin sal y sin
luz, la unción sólo cae sobre hombre espiritual no de carne (Romanos 8)

Tu no puedes corregir tu alma, es a través de la disciplina del pastor. Es el pastor quien puede ayudarte a corregirte con la
palabra. Necesitas estar supeditado a su instrucción para corregirte. Si no aceptas la corrección no tienes solución para tu vida. El
pecado de la Iglesia es menospreciar lo que está trayendo Dios. Lo que le quita Dios a uno se lo va a dar a otro. Vigila en no tener un
carácter insoportable.

La locura del hombre mundano es mala para Dios, pero la locura del creyente loco por Dios es muy buena. Dios te ama como si
tuviera un bebé en sus brazos, te cuida y te vigila.

Tu carácter necesita ser moldeado a través de ser machacado, como la aceituna para sacar el aceite. Si quieres grandezas
celestiales pierde las que tienes en la tierra, no las tengas en alta estima, NO sean tu punto de apoyo, NO las adores, adora a Dios.
El diablo le ofreció a Jesús reinos y Jesús le dijo: Sólo a tu Dios adorarás. La unción NO es de corta duración, la adoración si no la
sabes aguantar es que eres variante, desconfiable y de corta duración.

No le puedes decir al Señor mañana voy, y cuando llega el día le dices que espere porque te encuentras mal, el quiere gente que
muere a sí mismo. Cuando piensas que no llegas y no vas a soportar, si aguantas por Dios Él te fortalece. No estimes preciosa tu
vida para dejar de servir a Dios, Él es primero, Él ve cuando te esfuerzas, debes venir vacío de ti y entonces podrás entrar a su
presencia y te llenará de sus pensamientos, su gracia y unción.
¿Qué es más grande la humildad o la honra?

Proverbios 15:33 - El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; y la honra precede a la humildad.
La honra , porque es una persona que sirve con celo y sabe servir, entonces se convierte en vaso de honra. Dios te honra cuando
eres humilde (la honra precede a la humildad).

Cuidado con tocar los vasos de honra que son de Dios porque son vasos de piedras preciosas.
En el antiguo testamento la palabra se predicaba detrás de la cortina y antes de la puerta del atrio.  Los sacerdotes se tenían que
ungir y no tener pensamientos negativos, tenían que estar vacíos de su intelecto (Daniel) no se les consentía los pecados, podían
morir al momento, hoy no es así porque Jesús te limpia y tiene misericordia, excepto la burla y la blasfemia contra el Espíritu Santo
que no la tolera y te desecha como hijo de Dios.

Si cada día buscas a Dios como lo tienes que buscar eres un príncipe y te conviertes en vaso de honra, te saca de tu miseria. Los
vasos de deshora son viles, de labios, peleas, contiendas, personas que no tienen personalidad espiritual ni natural y no pueden ser
libres de sus pozos mentales, pero el que se ha liberado se goza, se regocija y no teme el porvenir (Job 11). Cuando hay honra
marcas la diferencia, Jesús nos llamó para ser diferentes, no eres del montón, el Espíritu Santo te preside si encuentra en ti justicia,
verdad y honra para Jesús. Viene cuando honras a Jesús.

En el huerto del Getsemaní Jesús estaba bajo fuerte opresión y los discípulos dormían mientras Él estaba orando al Padre, venció la
opresión, nuestro pecado, la depresión y trastornos porque su ser sudaba sangre, y cuando dijo al Padre: “Hágase tu voluntad en
mí” los discípulos despertaron. El Espíritu vela, pero la carne no porque de la cabeza a los pies es una llaga podrida y no cambia.
No se turbe vuestro corazón, estad en paz. El Espíritu a la verdad está dispuesto. Tenemos que orar para que desaparezca la
turbación, cuando se ora en la carne te duermes, pero cuando oras en el Espíritu estás despierto.
La corrección te lleva a la enseñanza. Un pastor sabio sabe dar dosis a los incorregibles. Lo bueno de un padre a su hijo es que
tenga ternura. (Proverbios 12)

La unción no entrará en personas incorregibles, aquellas que no cambian y pisotean la palabra. En cambio la unción cae sobre
el corregible que camina con respeto, aprende a reconocer a los demás superiores a sí mismo, escucha a los mayores espirituales
en Dios que son personas formadas, y entonces huye el temor, la enfermedad, la crisis y las desgracias. El humilde necesita a su
hermano y lo reconoce, lo considera y no lo menosprecia.

El corregible NO puede ser el mismo, cada día se va transformando y la transformación no tendrá límites, Dios le va subiendo y
subiendo para que sea un príncipe. Jesús nos llamó para ser diferentes.
Necesitas sentir que te amen, Dios te pone a las personas, tus hijos, tu marido, amigos… Si haces lo que Dios dice Él se hace tu
amigo (Juan 15:14), Él responde a las personas que le aman (Proverbios 8:17). Está el amor del servicio, amar por ley, pero no es
amor de padre a hijo, es un amor de orden, el amor verdadero es que ganas el corazón de la gente con la palabra dentro.