La unción verdadera tiene que llegar hasta los huesos. Esta era está formada por personas que son de pie firme
y no retroceden ante nada, todo lo que tocan y emprenden prospera a sus manos.

La prosperidad de los obedientes es muy diferente a las que viven los simpatizantes.

Mi mirada debe estar en los ojos de Jesús continuamente y así cuando caiga se volverá a colocar al lado de Dios.
Millones de almas no saben de donde les puede venir la bendición y por ello Dios tiene que hacer proezas para
redirigirlos a sus pies. Dios va a tomar la semilla de cada congregación y la pesará a ver si da su peso justo.

¿Quién está más protegido? ¿Alguien que viaja en coche o en moto?, muchos creyentes viajan hoy sin carrocería
que les proteja y por ello están expuestos a cualquier golpe o dificultad. Dentro de la carrocería a su vez, hay medidas
de protección que debemos usar. Él lo ha provisto todo para nuestra vida. Él le llama la armadura de Dios, desde la
cabeza a los pies.

Los que se visten con la Palabra no lo hacen para pasarlo bien, sino que saben que de ello depende su vida.
Dios se mueve con los sencillos y estos son a su vez los sabios de Él. Un sabio es un punto de referencia para
mucho pueblo.
El Pastor aquí ha formado su mente en grandezas para poder ser bendecido con lo sublime. Lo sublime no es
natural, y a la vez desoyes de hallar el punto perfecto de quien es Dios, entonces alcanzará las proezas.

Un varón bien formado aquí, será muy recompensado en el cielo con honores.

La Iglesia hoy tiene tres áreas de ataque; infantería, que es predicar, mar que es zambullirse en las profundidades y
aire que es ascender a los cielos.
Los justos saben que después de su caída serán levantados por Él.
Cuando más espirituales son los creyentes, más dependen de Dios en todas las áreas.

El Padre nos observa para ver si somos sufridos. Pero si la queja no sale de nuestra boca entonces su bendición
vendrá apresuradamente a nuestra puerta.

Dios es Padre Bueno, pero jamás se puede abusar de su benignidad. Su Justicia permanece por los siglos y debido a
esto, nuestras vidas tienen que ser como su justicia.
Creyentes que no viven en sí mismos la diferencia entre estar vivo o estar muerto en delitos y pecados.
Para alcanzar las proezas, el Pastor, ha tenido que pasar valles de muerte y de desolación en sombras.

Hay un secreto que funciona siempre y es creer a Dios a ciegas. Cuando Dios tiene bendiciones para ofrecer
debemos ser rápidos en acudir a recibirla, con destreza como los ángeles que Él manda.

Mateo 5: 16

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre
que está en los cielos.

El punto más alto del cielo es la nueva Jerusalén. El cristiano esforzado siempre estará en la vertical del cielo,
pero a la vez son la diana del enemigo.
Dios no levanta a un león para ponerlo en un púlpito sino que levanta un gusano y lo usa como Él quiere, pero eso sí,
ese gusano, tiene rostro de león y corazón de Jesús.

La soberbia y el orgullo son enemistad contra Dios u le giran el rostro a la voluntad de Dios. La soberbia tiene
muchos altibajos. Los que viven en santidad, hacen votos y significa que viven bajo pacto de servidumbre.

No es bueno abusar y poner a prueba a Dios. Su Palabra es eterna y permanece para siempre. Él no es hombre para
retroceder. Él sabe que somos débiles y pobres pero no hemos de negar la fe.
Es bueno que el Pastor vea en los miembros el perfil de Jesús. Dios será glorificado en los milagros que nosotros
reconocemos con honra y con explosión.

Romanos 2:5

Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación
del justo juicio de Dios,
Si se ve una congregación que tiene vida, lo normal, es quererse quedar a vivir junto a ese rio.
En el paraíso habrá muchísima gente buena pero que no quisieron pagar un precio en obedecer y por ello no
desarrollaron su vida.

1 Corintios 3:13

la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada
uno cuál sea, el fuego la probará.

Nuestras obras serán probadas en el Día que Dios tiene previsto, la forma de ser probadas será por fuego.
Por debajo del nivel de fe que es paja o madera, lo más bajo, ya no hay ninguna oportunidad.
La paja no puede recibir ninguna prueba porque es por fuego.
Un pastor que logra reunir todas las condiciones para que el pueblo reciba de Dios siempre lo mejor. Eso es muy
difícil. La verdad en sí misma debe estar encendida por fuego que la ha probado.

Si no somos de un mismo espíritu con el Pastor ¿de cuál espíritu somos entonces?
Hace al menos, 30 años que Dios envió un Profeta reconocido en muchos países y éste le dio una palabra al Pastor
José García, le dijo de parte de Dios “Dios te enviará al pueblo de Dios

como José y les darás un regalo que yo pongo en tus manos”. Esto le fue dicho a José García, cuando sólo era una
congregación pequeñita, y todo esto está a punto de acontecer.

Hermanos que cada uno de nosotros seamos individuos con una buena carrocería que nos proteja.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

UN REGALO DE DIOS PARA ESPAÑA

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Tenemos que ser de un mismo Espíritu con el Pastor