IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

UN AMIGO DE VERDAD ES MAS QUE UN HERMANO

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Amigos deben ser los que viven en la Verdad
Dios nos ha puesto un mensaje dentro. Él es tu socorro. Isaías cuenta los detalles de la pasión 700 años antes de Jesús. Y
estos detalles sostienen tu curiosidad y tu fe por Jesús. Cuando tú le pides a Jesús que te de una experiencia con Él debemos tener
cuidado porque nos podemos asustar. Tu espíritu vuela. Nuestro espíritu es el que sube no el alma cuando experimentamos en
Dios. Él sabe que tenemos miedo a que se nos manifieste y se ponga delante de nosotros porque no estamos preparados.
La escritura dice: "El que cree en mí de su interior correrán ríos de agua viva", y cuando
Dios te da experiencias en las que escuchas estruendos en tu interior es igual. Todas
estas cosas Dios las dosifica, pues sólo podemos retener pequeñas dosis, como los
versículos, pero un capítulo entero ya es más difícil.

Lo máximo que se puede aspirar en la tierra es a ser rey. Y no todo el mundo puede, debe
proceder de una dinastía y para que se levante un rey debe morir otro primero. Dios ama
a los buenos reyes, y a las naciones que se han portado mal con Dios, permite que les
gobierne un rey malo y dictador para que se acuerden de Él.

Nuestros amigos deben ser los que viven en la verdad. Un amigo es más que un
hermano aunque no tiene la sangre de tu familia. Por eso, ser hermano a veces no es
suficiente, porque de hermanos nos quedamos en hermanitos. Pero a un amigo de
verdad le salta el corazón, le brinca, tiembla, y dice ¿seré yo?, se siente acusado porque
su conciencia está despierta. Donde no hay un amigo de verdad su conciencia no les dice
nada, dicen que la palabra que viene es para el otro no para ellos. Como los fariseos que
decían mucho pero no eran capaces de mover ninguna carga.

No robes el amor de otra persona a nadie. Tus pensamientos no llenan tu vacío pero
si los pensamientos en Dios en ti. No puedes ir con tu mente porque te traiciona. Debes
decir todo lo puedo en Cristo y no todo lo puedo por mis fuerzas. La carne no puede, llega
un día que se marchita y envejece y no sirve. Pero en Cristo por muy viejo que te hagas
puedes ser joven, pues crecer en el espíritu significa que te rejuveneces.

La vida y la muerte que lleves se te ve en tu rostro, por mucho maquillaje que te
pongas se te ve. Pero el hombre de Dios cuanto más santo, más crece en el espíritu,
Dios lo hace más sabio y lo rejuvenece. Estar con la familia de la fe es vivir y
experimentar. El error es caer en manos de gente que te pone en líneas que no reconoce
la palabra de Dios. El hombre que es sensible se lo pone fácil a los demás, tiene
templanza.

Cuando estamos en unidad y juntos de nuestros espíritus emana una fragancia
dulce. El acercarnos a Dios rejuvenece nuestros espíritus. Y el Espíritu Santo nos roza y
toca. La palabra dice: "...mas si por el Espíritu Santo hacéis morir lo terrenal…" Nadie
puede hacer morir nada sin la ayuda del Espíritu Santo, no se trata de que tú te lo
propongas, sino de que Él te ayude a hacerlo.
Los verdaderos amigos no se consienten cosas, se cubren y van en busca de su amigo, lo ayudan, lo sacan de donde se ha metido
y lo cuidan hasta que se recupera. Por eso un amigo es más que un hermano. Más vale amigo lejos que hermano cerca. Un
amigo en Cristo no se aprovecha de ti pero los hermanos a veces si. La escritura dice: “Mas puesto que es amigo le abrirá la
puerta..”

Lo mas importante es aspirar a la inmortalidad.

Job lo conocía de oídas, pero una vez pasada la prueba ya no era sólo de oídas, era su amigo.
Job alcanzo la amistad con Dios ( Job 5).
Si regalas a la gente esperando que te regalen luego, ¿que mérito tiene? Cuando deis no esperéis recibirlo. Dios se acuerda de
todo, y sabe darte el doble. Dios no se olvida del que le da al pobre. Te protegerá. El bien que tú has hecho Dios te lo pagará mucho
más. Pero el reino de los cielos no funciona como en lo natural. No devuelve mal por mal.

Quien no tiene movimiento su circulación se atrofia y el corazón se puede complicar. Así debemos hacer también, caminar
continuamente con Dios para funcionar bien. Si dentro hay un caminar con Dios, no tendrás problema.

Un abrir y cerrar de ojos es muy rápido, en nada lo cruzas todo, pero esto es en el espíritu. Si le pides a Dios que te abra una puerta,
no la cierres luego con tu soberbia. Dios no tendrá por inocente al impío, al que se mueve por las conveniencias. El sabio es el que
baja para que luego Dios lo suba. Ser soberbio es no bajar y pensarte que luego vas a subir.

América es un país de visionarios, y de pequeñas cosas han hecho algo grande como el de KFC (Kentucky Fried Chicken) que no
tenía nada y se reinventó con el pollo frito. Así que, con muy poco que le das a Dios te puede hacer millonario porque todo depende
de Él, es su gracia la que obra, y Él es quien la da. Así que cuando Dios le da la gracia a una iglesia, todas la virtudes que tiene
fluyen por todas partes. Pero nosotros no tenemos que buscar que nos haga millonarios sino sembrar como Él ha dicho. Uno
siembra, otro riega, pero el resultado es de Dios.

Cuando uno canta, aprende también la palabra. Dios me trae pensamientos como una lluvia, es su palabra, y cuando hablas sabes
que no eres tú sino que Dios pone las palabras en ti. Pero para ello a la patata hay que sacarle todo lo que está feo con la cuchilla.
Hay que morir para vivir.

La palabra cobra vida cuando estamos en paz y tienes deleites de Dios, y dices no me importa nada lo que pasa de este mundo,
he gustado de Dios y me va muy bien; me llena de su Santo Espíritu, me otorga el perdón y me llena de amor, y su sangre me
limpia, ¿qué quiero mas?
Lo máximo que podemos aspirar no es a ser igual que a otra persona, sino es la inmortalidad, y eso es para gente seria.

Hay un día después, y en ese día no hay arrepentimiento, no hay perdón, ni amor, ni existe el predicador. Es ahora antes de que
llegue ese día. Si quieres ser auténtico de Dios no puedes ser un encantador de los que dicen: “... mira este todo el día en la
iglesia...” El que le espera debe ser con un corazón sincero.

El León es el rostro más serio, la máxima autoridad, y el diablo lo intenta imitar. Cuando debilitas los pensamientos que te atacan y
ayunas del pecado, el pecado se cae y estás fuerte en el Espíritu. La seriedad en Dios no tiene que ver con la seriedad de la carne,
no es la cara sino el alma. La seriedad debe estar dentro de ti.

Cuando andas en novedad de vida te conviertes en novedad y toda necedad se va, y te conviertes en gracia. Y la gracia te
viste, es bella, es atrayente, es capacitadora para todo lo que toques y hagas. La gracia te cubre tu ridículo.
Deja que el espíritu cante, que tu boca hable de Jesús. Y si Dios te pone el stop, no pases. Si Dios te pone el semáforo en rojo no
tienes que moverte, pero cuando Él te dice ahora, entonces, hazlo porque actúa su gracia.

Cuando uno conoce su lugar está en su sitio, pero cuando no sabes cuál es tu lugar te tropiezas con todo. Cuando quieres
conocer al Espíritu Santo es como ser ciego, no ves para pecar. Así el ciego en Dios es aquel que con los sentidos espirituales lo
captas y palpas en tu interior, pero no con los ojos de la carne. Sino son los ojos del Espíritu los que ven dentro de ti. La fe es
capacitadora.

Él es el que produce el querer y el hacer por su buena voluntad. El mensaje se produce por la vida que nos rodea, Él con una
pequeña cosa nos da una enseñanza.