IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

TENEMOS QUE ACERCARNOS A DIOS

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Dios se acerca a los que se le acercan
El nivel no es por leer o hacer cursos, los niveles se ven por cuanto tiempo pasas con Él. No es por decir que tienes mucha
fe. Jesús dijo que no halló tanta fe en Israel como en un romano, Cornelio, que tenia fe en Jesús. Hoy tenemos cristianos
deformados, no hechos, porque su fe no esta formada en Cristo. Jesús donde más manifestaciones tiene es en Jerusalén, pues
tiene allí su trono.
Debes encontrar el tono, el canal, la frecuencia suya y entrarás en los éxtasis más
grandes. No se trata de cómo digas las cosas, no, Dios ve cómo lo dices desde tu
corazón no por tu exterior o personalidad física. La adoración y los éxtasis producen
hambre de la palabra que es su cuerpo, su carne. La adoración no es su cuerpo es un
reconocimiento a Él.

La traducción del Islam significa Baal. La iglesia verdadera está en pie, pero han
fracasado los hombres que no comenzaron por la fe, y siguieron los sentimientos pero no
el camino espiritual. Jesús es Espíritu. Para ser un hombre de solidez espiritual, de
creencia sólida como la roca debe haber convicción. Los que no tienen convicción
necesitan siempre leche, son niños, y cualquier turbulencia o preocupación los aparta del
camino de la fe.

No puedes arreglar los problemas de otros cuando tú tienes los problemas más
grandes, y esto lo vemos en el mundo actualmente. Dios abre ventanas espirituales
cuando tienes curiosidades de Él, y no de los chismes. Vive en la solidez, que son los
éxtasis. La vida verdadera está en los recogimientos del espíritu.

Las vidas que empezaron por los caminos ilegales, y ocuparon lugares que no les
correspondían es porque estaban muy distanciadas del verdadero camino que es la
puesta estrecha. Si no tienes visión espiritual no puedes ver a Jesús, es el proyecto del
hombre nuevo. Nosotros somos la pantalla donde Dios proyecta en nosotros su luz, pero
para ello debemos estar blanquitos, limpios. No hay visión porque no hay palabra en el
corazón.

En el libro de 1a de Samuel nos dice que no había visión porque escaseaba la palabra,
Dios no daba revelación, y así pasa hoy. Pero Dios siempre tiene un pequeño remanente,
aunque hay ciudades donde no se va a salvar nadie. Dios actúa en el secreto, aunque Él
revela misterios. Pero hay cosas que es un secreto para uno, y Dios te dice guárdatela.

Donde hay denominación Dios no habla, Él no habla a dos cabezas sólo a una. Así es en
su iglesia. Hay una constitución espiritual que Dios ha puesto y es Él quien da las
licencias para ejercer. Sólo Dios puede ver dentro si tienes un corazón de pastor, y luego
por los frutos se verá. Dios no creó a las flores, aves, océanos, animales a su semejanza
sólo al hombre y a nadie más. Y sino vivimos para Él, tampoco Él vivirá para ti. Vivir
significa sentir, así que sino sientes no hay vida.
Dejarte enfriar te puede costar tibieza, y no a todos les da segundas oportunidades, y sino te la da te vomitará. Venir a la
iglesia no es un juego, con Dios no juegues porque es ley, y si la aplica te arrepentirás de haberle desobedecido. El verdadero
camino es estrecho, doloroso, fuerte, y muchos procuran entrar por la puerta y no la hayan porque vienen con otra naturaleza, y
Dios no la acepta.

Porque tu quieras ser algo no lo serás, las cosas vienen porque Él te escogió desde el vientre para lo que quería, y te
apartó. Para experimentar el acercamiento hacia Él has de guiarte por el libro de los Salmos, donde muestra el alma quebrantada y
derramada. David vivía un reflejo de lo que seria la vida de Jesús en su carne. Estas cosas por la carne no las puedes entender, no
tienes acceso porque no tienes el carnet que solo da Él. La puerta estrecha te obliga a humillarte para pasar.

Para comunicarte con Dios no puedes hacerlo mediante ritos o alabanzas repetitivas, no vale sin un corazón dispuesto. No se trata
de tener habilidad para cantar sino de cómo dispones tu corazón hacia Él. Debes hacerlo con el hombre nuevo que ha nacido en ti.

El pez muere por la boca, los cristianos están muriendo por su lengua. Nos apresuramos en nuestras bocas a proferir palabras que
no tocan. El mensaje de la Cruz es reconocer que no tienes nada y que Él lo tiene todo en su mano, y que somos como las hojas
que caen de los arboles. La gente está crecida en su humanismo y no valora ni se quebranta, no se humilla. Hay una guerra
espiritual que tienes que pelear a nivel personal.

Esforzaos a entrar porque algunos no encuentran la puerta, la iglesia no es un juego de la ruleta rusa. Un desliz, un pecado feo
de muerte y ya no entras. Debes mostrarle al Señor que te desvives por Él, y por su palabra, que tienes hambre y desesperas; así
experimentaras los éxtasis.

La adoración te sensibiliza, y te blandea. Nadie puede valorar las cosas de Dios sino entra por la puerta estrecha. Ser espiritual
es ser un transmisor de vida. Somos lo más grande cuando no eres nada, es decir, no tienes ningún pasado de orgullo, de soberbia,
de vanagloria...

Cuando uno se vuelve muy íntimo con Dios se vuelve muy sensible y muy complejista en el sentido de que no quiere mancharse
con nada, y también te vuelves muy tímido. Cuando la purificación santa viene sobre ti, te vuelves una persona que huyes de todo lo
que pueda mancharte o que te pueda cortar como un iceberg a un barco, no quieres que entre agua por ningún sitio. Así es cuando
uno es sencillez, ternura, y ya no ves a las personas por lo natural. No actúas con ninguna altivez ni protagonismo, hay un ruego en
tu interior. Orar no es un ministerio sino una necesidad, Jesús les refirió la necesidad de orar siempre. No hagas de cualquier cosa
que hagas un ministerio, sino sométete y trabaja con el ministerio, el pastor, que Dios ha puesto.

Hacer las cosas por hacerlas no vale. No existen los cultos para salvar el expediente, eso no vale. Cuando ores métete en tu
aposento en silencio, no procures que se te vea, que sea en secreto y Dios ya se encargará de hacerlo público. Para vivir en el
secreto de Él, debes pasar tiempo con Él.

Si no tienes alegría para recibir a Jesús estás en peligro porque Él ya esta viniendo. Debes actuar con fe y anhelarlo. Pídele al
Señor: ”dame el deseo de ti, de anhelarte más”. Jesús crucificó a nuestro viejo hombre en la cruz. En la cruz estábamos todos los
que le dijimos: ”si, quiero recibirte y conocerte”.
Vienes a la iglesia de oídas para que te venga fe, el pastor transmite fe, tiene convicción que es del hombre nuevo de Dios, y Dios le
da la orden de tocar la trompeta y habla.

Puedes tener fallos y errores naturales pero puedes ser perfecto en el corazón por obedecer a Dios. Los que no obedecen
están siempre perdiendo, y no prosperan en el espíritu. Puede que por fuera aparentes perfección pero eso no es nada, no tiene
fruto ninguno. El hombre es fructífero en la obediencia, y esto es interno . El que oye y guarda vendrá el Hijo con el Padre y se
manifestarán y cenarán con él. El rapto lo vale todo, ser arrebatado lo vale todo. No busques la perfección externa primero es tu
espíritu, luego el alma, y finalmente el cuerpo. No puedes perfeccionarte por lo externo, es el Espíritu quien te guía a la perfección.

Pablo era imperfecto porque no se preocupaba de tener vestidos elegantes, aunque lo hacia por su higiene pues los latigazos que
recibía le dejaba las ropas llenas de sangre. Pablo no estaba por él mismo sino por Jesús. Cuando David no estaba por el Señor
perdió el gozo de la salvación, y le pidió: ”vuelve el gozo de la salvación”, y se humilló. Dios se acerco porque vio su arrepentimiento.
Nunca discutas con Dios. Dios quiere que te muevas para Él, que estés por Él. Es celoso de su novia. Cuando no te acercas a Él
es porque no conoces que significa su novia.

Salmos 9:5-10 RVR1960

No hay medicina para el que no está con Él y no pasa tiempo con Él. Empieza a ser sincero con tu corazón, búscate por
dentro.

Salmos 69:3-4 RVR1960

«Cansado estoy de llamar; mi garganta se ha enronquecido; Han desfallecido mis ojos esperando a mi Dios. Se han aumentado
más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa; Se han hecho poderosos mis enemigos, los que me destruyen
sin tener por qué. ¿Y he de pagar lo que no robé?»

No te quejes cuando estás recibiendo un trato de Dios, no le digas: ¿porque me pasa esto? Esto viene de un espíritu viejo que no se
ha renovado. Porque todo lo que hay dentro de nosotros necesita ser cambiado. Muchos desmayaran y morirán por los ataques del
diablo, así que debemos protegernos.

Dios no quiere nada tuyo natural, Él quiere tener tu corazón en su mano. Y si nunca lo has hecho o intentado es que nunca le
has amado. No nos merecemos nada, ni ser bendecidos. Todo es un regalo, es cortesía de Jesús. Solamente esfuérzate porque
vas a ver mucha destrucción. Vienen icebergs con una punta que te quieren rajar de arriba a abajo. Se vigilante.

Salmos 69:5-8 RVR1960

«Dios, tú conoces mi insensatez, Y mis pecados no te son ocultos. No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh
Señor Jehová de los ejércitos; No sean confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de Israel. Porque por amor de ti he sufrido
afrenta; Confusión ha cubierto mi rostro. Extraño he sido para mis hermanos, Y desconocido para los hijos de mi madre.»

Para conocerte por dentro debes venir a Él. Tú no te puedes conocer sólo, lo harás si te acercas Él.
Un pequeño resfriado espiritual te puede llevar a algo muy serio, no puedes dejarte. Para Dios no somos todos preciosos, sino
aquellos que le buscan de continuo. Dios actúa cuando es su tiempo, no cuando nosotros nos pensamos. Tu creencia es lo que
más le importa no tu color. No hagas vida de perro, esto es, escupir su palabra.

Solo darán cuenta de las almas los escogidos de Dios, estos son los pastores verdaderos que son conforme al corazón de Dios.
No dará cuenta de aquellos de los que no ha sido su pastor, y lo han tenido como un pastor emblemático pero no le han obedecido.
Pablo pedía que orasen por él para que pudiese predicar el evangelio como Dios quería. Debemos velar por nuestros pastores,
quitarles carga y levantar sus manos para que puedan traer la palabra al pueblo con concentración.

Isaías 8:14-18 RVR1960

Es un honor que puedas sentir un gemir del espíritu en tu interior, pues es una carga y un don que te ha puesto Él. Hay un pueblo
que se pierde. Los jóvenes se están perdiendo con las nuevas drogas tecnológicas. Dios te levanta para que gimas y clames por
ellos. Mientras la gente sienta deleite de la maldad y del pecado se morirán pronto. Jesús llevó todos nuestro pecados sobre sus
espaldas.

Hoy la gente hace colas para ser bendecidos, pero hay poca cola para estar con Él. Hay una cola muy grande para ir a la
muerte, y cada uno entrará cuando le llegue su tiempo. Así que todos estamos a la cola de la muerte o a la cola de la vida. Pero por
la gracia de Cristo los que esperan en Él no verán muerte, éstos son los que esperan el rapto. Debemos esperar con un corazón
que tiene ojos para esperar a su amado. No puedes decirle amado sino pasas tiempo con Él. Dios tiene su revelación repartida en
todos los que le buscan, así que nadie tiene la revelación de todo en exclusiva. Con los que digan tal cosa hay que tener cuidado.

Jeremías 31:18-20 RVR1960

El hombre se doma acercándose a Dios, intimidando con Dios y hablando en lenguas espirituales. Sigue a Dios con el corazón
no por rutina, como una rueda. Cuando uno está con Él piensa en Él. No hay otra cosa que ocupe su pensamiento, está en una
búsqueda y acercamiento a Dios de continuo.

En la casa de Dios no existe la rama de la música, la de la limpieza, la de la cocina, la de tal... no, las cosas se han de hacer por la
intuición que Dios te pone. Todo ha de salir del corazón. Debes moverte como si fuera tu casa, has de cuidarla. Puedes hacer
cosas, pero has de saber pedir permiso a quien debes. Si quieres trato con Dios debes caminar con intuición en Dios. Si tu corazón
ve una necesidad que ha de ser cubierta adelante, pero hazlo en orden. Muchos saben decir las cosas pero no hacen nada, no se
mojan. Como tú quieres que te hagan haz tú con los demás.

Llevas mucho tiempo en las manos del Señor pero todavía no te has convertido a Dios, te has convertido a la gente porque no ha
habido ningún cambio en tu vida. Así que cada día debe haber una conversión diaria. El que se ha convertido de verdad ha hecho un
giro de 180 grados. Si no es así es que la semilla no ha caído en buena tierra, y la conversión de 180 grados es la buena tierra y
tiene un precio.

Dios te habla a través de un pensamiento, de una palabra. El de corazón contento tiene un banquete continuo. Tiene la palabra en
su corazón, y le mostrará que ha de hacer. No te confundas de puerta y verás cómo te conviertes al Señor de verdad. Si no has
hecho nada de lo que te ha mandado es que no te has convertido a Él, quizás lo que has hecho ha sido por impulso tuyo pero no
porque te lo haya mandado Él. No quieras ser un creyente metódico que todo lo tienes que escuchar, nosotros tenemos que ser
cristianos por las buenas acciones, y éstos, son los que tienen una sonrisa espiritual a pesar que externamente tengan
imperfecciones. Un fruto claro de las buenas acciones es el vocabulario, la amabilidad y las reacciones que tenemos.

La palabra es Dios, y Dios no hace daño, sino que te quiere librar del daño.

Dios les bendiga.