IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

SEPARAR LO PRECIOSO DE LO VIL

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Separemos el hombre carnal del hombre espiritual
La palabra “Rapto” es la Gracia derramada que necesitamos para vivir estos días, Gracia es consolación, y necesitamos la
consolación de la Palabra, no de las personas.

Hay gente que busca la Iglesia perfecta y no existe en la tierra, existe en el cielo,  porque mientras estamos en la tierra el cuerpo de
carne es imperfecto, porque carne y hueso somos, y dentro hay pecado, y mientras estemos aquí estamos obligados a purificarnos,
lavarnos “…y el que es santo santifíquese más…”

Tenemos que separar lo precioso de lo vil.

Pedro dijo: “aunque vosotros sepáis, yo no rehuiré de repetiros todas las cosas que
sabéis, porque sabéis pero no practicáis” muchos creen pero no practican, no se
entregan y eso no salva.

Hay chicas y chicos medio convertidos, para seguir a Cristo no hace falta un esfuerzo
carnal de cumplimiento religioso, de hacer cosas en la Iglesia y ya está, no es eso, el
cumplimiento no es ese, es MORIR, porque si no morimos no somos dignos, y el que no
deja padre, madre, hijo, hija por MI no es digno de MI.

El Señor está a la puerta de cada corazón y está llamando a estas mentalidades
burlonas, y está diciendo el tiempo se te ha cumplido.
El mejor remedio en la Palabra es el Pastor.

Cuando uno pierde la corona pierde la unción, Vasti se burló era una reina liberal y
desobediente, no podemos ser desobedientes para que no se nos quite la corona, Vasti
perdió la corona y se la pusieron a Ester, era una criatura levantada en FE, era una
persona avivada, su pastor era su tío Mardoqueo, un hombre valiente y anti-idólatra. Aman
preparó una horca para ahorcar a Mardoqueo porque le tenía envidia y finalmente murió él
y toda su familia. Cuando alguien prepara una horca para ahorcar a un justo caerá él y su
casa.

Hay que saber respetar a los que brillan, a los que tienen los dones que son los
espirituales.
La humildad es para sacrificarse por los demás, Dios busca corazones que se
sacrifiquen por otros. Dios nos ha creado para que vivamos el hoy y no el mañana.
Cuando se pierde la unción es porque se tiene una lengua muy larga, no se puede perder
la unción.

En la tierra nadie es grande como cristiano, no tenemos que buscar ser grandes delante
de los demás, es Dios el que nos hará grandes, y eso pasará cuando tengamos
personalidad espiritual. Hay dos personalidades una de carne y hueso: jactancia,
vanagloria, buena presencia, oratoria, quererse hacer de respetar… esto no es
espiritualidad, pero en la Biblia dice que somos polvo y el cuerpo de la humillación de
pecado de corrupción será transformado en un cuerpo de Gloria semejante al de Cristo.
Tenemos que ver como es nuestra vida, no podemos mezclar lo humano con lo espiritual, porque estaríamos confundidos.
La vida espiritual es lo precioso, separado de lo vil, tenemos que separar lo espiritual de lo carnal, de lo vil, que también son
nuestras posesiones y tienen que ser aborrecidas, porque Dios es Espíritu y a Dios no podemos ofrecernos en carne sino en
sacrificio vivo, que es nuestra alma, nuestro ser, que por Dios perdemos todos nuestros derechos, como hizo Él, que no se
defendió aunque tenía argumentos,  porque quería que lo llevaran a la cruz, porque se estaba ofreciendo.

Jesús es el dueño de nuestra alma, Jesús nos regaló un espíritu nuevo, lo resucitó,  pero nos trajo el regalo para el alma: La
Salvación.

Podemos ir más lejos de ser un discípulo con Cristo, tenemos que saber estar cerca de Él, primero hay que amar la Palabra, ser
agradecidos y dar gracias por la Iglesia, tenemos que vivir honrando y edificando, levantando la obra.

Los apóstoles tenían mucha presión, ellos se sentían privilegiados y dichosos de ser discípulos del Mesías, ellos veían los Milagros
que hacía Jesús, disfrutaban, veían su Gloria y le vieron transfigurado, lo vieron subir al cielo. Pero todavía no eran amigos, todavía
Jesús no se fiaba porque no estaba todavía el Espíritu, pero cuando Pedro recibió el Espíritu en Pentecostés, separó lo precioso: los
dones, la vida que Dios le regaló,  de los vil y se quedó totalmente céntrico en Jesús, ya no era el pescador, ahora era el pastor de
las ovejas de la iglesia primitiva.

Si no amamos al que vemos (al Pastor) que es el que nos enseña la Palabra, menos podremos amar a Jesús.
La Biblia es eterna y Jesús es el camino para ir al Cielo, nadie puede redimir sólo Él,  solo hay un evangelio el de Cristo.

2 Pedro 3:13-15
13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.
14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e
irreprensibles, en paz.
15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la
sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito,

El cristiano no puede estar esperanzado en las promesas humanas, pero nosotros esperamos según SUS promesas, en Cristo
hemos encontrado cielos nuevos, nuestra casa que está en los Cielos.

El Señor dice, los que están atentos yo estaré atento a sus oraciones, yo destruiré a sus enemigos. Pero al cielo se mira por FE,
hay que tener carácter, hay que ser luchador, pero tenemos que vivir en su Palabra y ofrecer nuestros cuerpos en sacrifico vivo.

Pablo alcanzó la máxima amistad con Jesús. La revelación del evangelio no fue para Pedro sino para Pablo, y él recibe la
revelación de Cristo para la Iglesia.

El pastor nos trae pan artesano, pan trabajado a mano.
Los predicadores que son conforme al corazón de Dios, es para sufrir, son los que sufren, muchos tiran la toalla porque no pueden
o porque no tienen un llamado.