IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

PERTENECER A CRISTO ES LLEVAR BUEN FRUTO

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
A Jesús le tenemos en el corazón
La iglesia somos nosotros no las paredes. A Jesús lo tenemos en el corazón, el se sienta en tu corazón para reinar sobre ti (2
Corintios 6:16). Pertenecemos a Cristo mediante el don que Él nos da; nos compró, nos salvó, nos libró y nos lleva con Él.

Los judíos predicaban pero no había fe en ellos cuando lo hacían, por eso no había fe en la gente cuando los escuchaba.
La palabra NO iba acompañada de fe, de gracia, de amor, de bondad... Dios al cabo
de los años con trabajo, esfuerzo y desvelo ha puesto gracia, que es a lo que se le llama
los frutos del Espíritu, para que la palabra no venga a ti seca. La palabra es buena, pero
aún más cuando va acompañada de los frutos.

Eres como una higuera que tiene que echar fruto, no hay nada más serio e
interesante y más grande que escuchar las noticias del cielo. El pastor sufrido es apto
para enseñar y corregir, te trae el mensaje del cielo y eres favorecido si le oyes
atentamente (Deuteronomio 28:1-2) hasta el punto de alcanzar las bendiciones en Dios.

Nadie puede crecer un codo más ni atribuirse niveles sin haberlos alcanzado.
Jesús tiene que seguir siendo el primero en tu vida, no es importante que te reconozcan
los demás, preocúpate de que te apruebe Dios. No se trata de querer correr y ser
espiritual de repente, se trata de tener una relación con Dios entrando en la santificación.

El trabajo espiritual no es sobrevivir, es vivir; sobrevivir es que no te quedan fuerzas
y te estás muriendo, pero vivir es estar entero y lleno de la palabra de vida que mora en ti
porque te alimentas de ella. El don es Jesús y tienes que vivir mediante las fuerzas que te
da Él y no por las tuyas propias, porque que todo lo que te atribuyas a ti mismo te
perjudicará y saldrás perdiendo. Aprende a echar sobre Él todas tus cargas, presiones y
angustias, porque el cargó con nuestros pecados, pero si eres duro y orgulloso pensando
que te puedes valer sin Jesús te torcerás de lo bueno y te quedarás sin fuerzas y sin fe.

Tienes que dejarte humillar por la palabra y vigilar que el Padre no te quite al Hijo
que es el candelero de tu vida. El que ha nacido de Dios ama, crece, obedece, acepta
la disciplina y se sujeta, se suelta de todo ídolo, no se inspira con el pecado del mundo y
es puro. 2 Pedro 2:15-21

¿Eres esclavo del diablo o esclavo de Jesucristo? Dios no acepta todos los
arrepentimientos, depende de la misericordia que Él aplica porque conoce los corazones.
Cuando tu corazón pertenece a Cristo no te dejarás engañar fácilmente por falsos
profetas o personas que les gusta el entrar en contienda y crítica. Balaam era un profeta
falso que practicaba la maldad, a éstos es difícil que Dios le conceda él arrepentimiento.
Lo malo viene por no creer lo bueno, hay una masa de personas de este tipo y tienes que
evitar que te venzan con sus palabras, sal corriendo de su seducción, porque son
personas que no edifican y que destruyen con su mal lenguaje y críticas hacia la iglesia
haciéndose esclavas del diablo.
Jesucristo aborrece el formalismo religioso de apariencias.

Se puede poner un ejemplo de personas que retroceden en su vida espiritual y empeoran, como aquellos que se
emborrachan y le pegan una paliza a su mujer, o aquellos que maltratan psicológicamente a su esposa. Si una mujer tiene un
marido alcohólico que golpea no tiene porque aguantarlo, ahora bien, si tan solo se alcoholiza pero es llevadero se puede curar con
la ayuda de su mujer. Tienes que saber cuando se debe usar la misericordia, Dios hace milagros cuando hay buena voluntad. La
iglesia es una familia y el pastor tiene una entrega y un desgaste para aplicar la misericordia de la forma correcta.

Dios sacrifica al pastor para que tu vida crezca y seas beneficiado; y mientras veas la antorcha del pastor ardiendo hay luz para ti,
porque la palabra sale por su boca y te beneficias de la palabra que trae a través del Espíritu Santo. Tienes que saber que Dios está
con los que sostienen la vida del pastor mostrando su amor, su gozo, su gracia, su lealtad, su fe y ganas de buscar a Dios. Vivirás
tranquilo concentrándote en escuchar la palabra que recibes.

Para que Dios saque de ti frutos primero tienes que ser podado, Él te prueba y permite cosas en tu vida para que te hagas
fuerte de forma que obtengas paciencia, fe, benignidad, amor, templanza, mansedumbre, gozo, bondad y paz.

Cuando menos querido eres más te ama Dios, no busques que los demás te amen, eso lo trae Dios si él lo permite. Primero te
tienes que dar tú y buscar la buena relación mediante el respeto sin descubrir las faltas de los demás. Si alguien toca algo de ti y te
sientes ofendido es mejor rebajarte y seguir amando aunque pierdas, después Dios se encarga de ponerlo todo en su sitio. Dios te
premia porque sigues amando, el amor todo lo puede, todo lo sufre y lo perdona, el amor emociona y es atrayente.

El amor del Señor es santidad y pureza, pero hay que despojarse del viejo hombre para tener un amor ágape, que es el amor más
alto. Primero debes amar a Dios más que todas las cosas y hacerte merecedor de Él. El amor de Dios te rejuvenece y arranca las
manchas de tu corazón, te purifica como le pasó a Juan y a Daniel. No vivas como una persona repudiada, aunque no te acepten
vive sabiendo que Dios te recoge, tus amigos son los que aman la verdad y son los que guardan la palabra. El amor está vivo en
Cristo Jesús.

Los que aman no curiosean lo que llevas puesto, miran el corazón. Cada uno tenemos un don para ciertas cosas. Tenemos
que amar a todos los hermanos aunque sean difíciles.

Dios bendiga tu obra de fe y amor, no mires a tu izquierda ni a tu derecha.