IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

TENEMOS QUE OCUPARNOS DE NUESTRA RELACION CON DIOS

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Si endureces tu corazón lo pierdes todo
Israel experimentó a Dios externamente, pero ahora Dios nos habla en corazones de carne según Pablo. Así que Dios es
externo pero cuando lo experimentas es interno. Lo que no tengas dentro no te vale para nada, puedes mirar fuera pero no lo tienes.
La mayoría del pueblo cree en un Dios que no experimenta. Lo que atrae más de Él es su amor. Este es el camino más excelente
pues el amor excede a todo conocimiento.
El amor de lo alto es el amor ágape, es su amor profundo. La gente busca
sucedáneos con cualquier tipo de sustancia pero cuando experimentas su amor de
verdad ya no buscas nada más que a Él.

Dios nos quiere para rendirle culto, así se lo dijo Moisés al faraón. Si endureces tu
corazón lo pierdes todo. Pero si damos pasos a Él, su amor nos alcanza.
El amor habla. Predicas sobre el amor y lo enseñas pero no lo tienes. El Amor no tiene
estudio bíblico, si lo tienes habla por sí mismo. Si eres ciego y sordo no lo verás ni lo
oirás, porque a Jesús no lo vieron ni escucharon; y así pasa igual en la iglesia hoy.

Sino haces la voluntad de Dios, Dios no te necesita. Todo es voluntario. Hoy la gente
usa a Dios para su vientre, usan su nombre pero no tienen relación con Él. Si tuviesen
relación con Él no harían lo que hacen, no tienen conciencia. Usan las escrituras para que
la gente les obedezca y les haga caso pero ellos no obedecen a Dios, y les gusta dar el
espectáculo.

Cuando no tienes comunión con Dios no puedes controlar tu lengua porque tienes
tu propio vocabulario, se inventan enfermedades y cosas que nunca han tenido. De los
5 ministerios sólo el pastor es conforme al corazón de Dios, la escritura dice: "les
levantare pastores conforme al corazón de Dios."

Así que los pastores son llamas de fuego puestas por Dios. Son los posaderos que han
de recibir a todos. Están para guiarte a las buenas aguas. Los que no están discipulados
no pueden discípulas a otros. La escritura dice: “imitad la fe de vuestros pastores porque
ellos velan”, no dice de los evangelistas, profetas, apóstoles o maestros. Y también no la
fe de otros pastores que no velan por ti.

Dios lo que más busca de ti es tu relación con Él. Así es tu comunión con Él, así es tu
relación con los demás. Si dices que tienes una buena relación con Dios cómo es que no
la tienes con tus hermanos de la Iglesia, ¿ porque somos tan mentirosos? ¿ que
ganamos?
Estar en la verdad es una comunión, una relación de amor. La verdad es en el Espíritu no
es de sólo conocimiento. La iglesia es necesaria para ser regenerados.

Aquí nos dice cómo es Dios externamente,
Romanos 1:20-25
Dios es Espíritu, es invisible. No te dirijas a Dios como un hombre de tu nivel. Dios es invisible para todo el mundo menos para los
que están en su naturaleza, en el Espíritu. La mente natural no puede digerir la buena conciencia, la naturaleza invisible, el Espíritu.
El creó nuestro cerebro para Él, para que pensemos en Él. Por la fe entendemos que el universo fue creado por Dios, vayamos
avanzando y no retrocedamos perdiéndonos en teorías. Que no te pase como al faraón de Egipto.

Si eres para Dios, o por las buenas o por la malas pero sino eres para Dios, tu orgullo te matará. Para acercarte a Dios no
necesitas un lenguaje de filosofía. No pierdas el tiempo en buscar cuándo será el momento en que venga Dios, si estás preparado
vive confiado y en paz. Pero si tienes temor es que no estás listo. Y ese temor no es amor, es incredulidad, atrevimiento,
provocación a Dios y rechazo. Pero existe el temor reverente. Has estado peleándote con Dios desde que te convertiste porque no
le has creído. No se debe temer al infierno, debes creer que existe pero Dios es el único que te puede meter el infierno.

Jesús limpio a la iglesia con su sangre, con la palabra. Y los de limpios de corazón verán a Dios. A Dios se le glorifica con los
hechos, veamos los hechos de los apóstoles. Hechos no son dichos. Podemos decir mucho pero no tenemos hechos. Que los
dichos de mi boca y la meditación de mi corazón sean gratos delante de ti.

El corazón es el alma. Cuando entras en la meditación eres rico, estás en relación con Él. Y todo lo que emprendas te saldrá bien y
prosperarás, pero has de esforzarte y no es un esfuerzo físico sino de meditar y ocuparte de tu relación con Él. No hagamos de la
Biblia un catecismo.
La palabra quiere entrar en lo más profundo de tu corazón y curarte.
¿Cómo te acercas a Dios? En Salmos 145 lo explica. A Dios tampoco le vale que hagas y no le obedezcas. No quieras ser más
listo que Dios, no tengas más alto concepto de ti del que debas tener.

Toda persona que no tiene relación con Dios está empezando siempre de cero, tienes que puntuar. Cuando estás seguro
en Dios sabes en quién has creído, y es que tienes una relación con El, nadie te moverá. Un llamado es un llamado porque es
conforme al corazón de Dios, si miramos a David fue ungido y tuvo que esperar.

El único que puede darte experiencia es Dios, el único que puede darte aceite es Él. Cuando uno está lleno de Dios no quiere beber
de otra fuente. Así que no imitemos lo que Dios no quiere que imitemos. Debemos saber en quién hemos creído. Por eso debemos
crecer, cuanto más Espíritu más joven somos y más poder hay en nuestras vidas para resistir al diablo.

Los sabios no son los listos sino los que ven, oyen y callan. Aprende del sabio no para discutir con él. Dios no puede ser
cuestionado, has de discernir los espíritus. La cabeza se pierde porque no guardaste tu mente para Dios. Te has tragado todo lo
que han puesto en la televisión, todas las fiestas, todo el paganismo. Por eso has perdido el amor.

Las almas están cansadas de pecar y no quieren saber nada, son religiosos, ni sienten ni padecen. Lloran pero no es un lloro de
arrepentimiento. Cuando el Espíritu te contrista es para que haya un arrepentimiento, entonces hay un quebrantamiento. Como tú
tratas a los demás a ti te van a tratar igual. Si te haces amigo del mundo te haces enemigo de Dios. Lo importante no es saber el día
y la hora sino estar listo. Pero para ello debe haber santidad, que son vidas entregadas, gente limpia.

Cuando Dios te bendice y te da incluso lo que no le has pedido es porque se fía de ti. Pero debe haber gratitud en ti. Dios se
mueve cuando tú le das gracias por adelantado, antes de tener las cosas. Buscar a Dios produce cosas en ti. Hablas de cosas pero
Dios no las ha producido, eres tú mismo. Pero cuando tienes una relación y tienes amor, Él es quien produce.

La tristeza producida por el pecado produce odio. Las personas que no son conformistas son las que se deleitan en Él. ¿Como
quieres transmitir amor? Debes saber darte a los demás. Serás feliz cuando regales.

A un cristiano lo que le valen son las experiencias con Dios, es decir, que tienes comunión y relación con El. Debes darle a Dios
gracias por todo y por lo que vas a tener, debes tener visión. Él se glorifica y nosotros le damos gloria y honra en gratitud. El rapto
significa que es el día en que más tienes que amar a Dios. Buscar a Dios es relación. Dice yo amo a los que me aman y que de
temprano me buscan. Los que creen en el rapto se purifican  así mismo.

Si tienes relación y comunión con Dios eres un ser especial como dice en Efesios en los capítulos del 1 al 3. Nadie tenga más
alto concepto de si que el que debe tener, sino reconoce al otro mejor que tú aunque sea altivo y orgulloso. No intentes parecerte.
Todo será en un momento. Cuando quieres imitar a los famosos se encarna en ti su alma, eso es muy peligroso pues quedas
atrapado en tu interior. Tú tienes un vestido nuevo, una vida nueva, no cojas lo malo y abras la puerta de tu casa a ello. Ten una
relación con Cristo real, no vivas de apariencias. No eres tú, es un espíritu que lo has encarnado en ti.

No coloques al Señor como un invitado en las bodas, pues es Él el que nos invita ya que es el amo. Piensa si tus obras son
agradables para que Él esté en ti. Debes tener mucho cuidado con tus reacciones con las personas, no seas agresivo. Si estás
cantando al Señor: “…a tus pies”, tu contestación debe ser de respeto y amabilidad, no saques agresividad sino decentemente y
con orden. La agresividad viene porque no hay relación y comunión con Él.

La relación con Dios es personal. Si amas a Dios harás el bien, y quitarás toda agresividad. Una blanda respuesta calma la ira. El
amor es lo más importante, y difícil de tener sino hay relación, pero Dios derrama su amor en nuestros corazones para que lo
amemos. No te quiere más el que más te lo dice sino el que te lo demuestra. No sólo dichos sino hechos.