IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

LOS VALIENTES ARREBATAN EL REINO

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Los que se esfuerzan y son valientes tendrán su recompensa
El Espíritu Santo es mega-disciplinado. El que se une al Señor, un espíritu es con Él. Carne con espíritu no se pueden
unir. Los cristianos que huyen de las pruebas nunca alcanzaran la recompensa de brillar como el oro. Él
conoce nuestro principio y nuestro final, ¿Cómo no va a conocer lo más íntimo del ser?

Dios con muy poco de nosotros, hace mucho. En el esfuerzo de los valientes auténticos estará la recompensa. La
meta de los valientes es alcanzar los reinos. 
La semilla del pastor de Samaria se ha sembrado en los miembros que han creído con fe en la palabra. La fe no
retrocede con la prueba. Si edifico sobre el espíritu de la Roca, no pereceré jamás. Perdemos la vida real de Dios
como en forma de flujo. Muchos no se dan cuenta de ello.

Los judíos de los tiempos de Jesús no se unieron al espíritu de Cristo, ya que no lo reconocieron como rey.
La palabra Valiente no es algo para predicarlo cada cinco o seis meses. Jesús no vivió desmayado o derrotado.
Los valientes arrebatan por la palabra creída en cada momento. 

Un valiente funciona el querer y el poder en una sola voluntad. La Cruz significa separación del viejo y de nuevo
hombre
“El hacha está puesta” quiere decir que todo árbol que no da fragancia y fruto el mismo Señor se dispondrá
a talar el árbol.
Valiente es el que va a la “sierra” en la cual se hará separación de ti. A los valientes de espíritu lo eleva (porque se
deja separar por la espada de la palabra, lo que es de la carne y lo que es del espíritu).
Un valiente es alguien muy concentrado en la perfecta voluntad. 

Josué 1:6
Esfuérzate y sé valiente;?porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus
padres que la daría a ellos.
Este versículo dicho por Dios a Josué, es aplicable por todas las generaciones. Es un peligro acostumbrarse a
versículos muy repetidos por la parte carnal de nuestra boca. La Palabra es espiritual y no puede ser tomada por
burla o por mofa. 
El que busca a Dios, es el que escapa al lugar correcto. 

Josué 10: 25
Y Josué les dijo: No temáis, ni os atemoricéis; sed fuertes y valientes, porque así hará Jehová a todos
vuestros enemigos contra los cuales peleáis.

Valentía, fuerza y poder, son mandatos de Dios. Valiente no es ser arrogante ni fanfarrón. 
Los valientes son hijos que se han negado a sí mismos y dispuestos a dar su vida igual que los antiguos lo hacían.
Éstos son los que viven por fe y no esperan recibir recompensa natural. El premio de los santos valientes es Cristo.
Dios le dijo personalmente a Josué, esfuérzate y se muy valiente y después fue éste quien se lo comunicó al pueblo.
Dios manda y los valientes obedecen. La carne que comen los hombres no es la misma que comen los jóvenes.
Desde la postura de un bebe no habrá cielo para arrebatar y los malos pensamientos los turbaran continuamente.
Los valientes sufren presión pero los carnales y bebes padecen opresión. Los valientes pueden todo porque su fuerza
está en su confianza en Dios. 

Los valientes solo quieren la ayuda que da Dios y no se fían de nada que no provenga de la Roca. La
Salvación no es un ilusionismo y Satanás se devora poco a poco pero sin pausa a aquellos que pisotean la salvación
del Unigénito del Padre.
Dios guarda a los valientes hoy pero no sirve esa salvación para el mañana, Dios salva en el presente que
perseveramos. Para escapar hay que ser valientes. 
El gozo hace que sus valientes no desesperen jamás por mucho que parezca que se hunda el barco.

1 Samuel 16:18
Entonces uno de los criados respondió diciendo: He aquí yo he visto a un hijo de Isaí de Belén, que sabe
tocar, y es valiente y vigoroso y hombre de guerra, prudente en sus palabras, y hermoso, y Jehová está con
él.
El nivel de fe de una iglesia se define por la altura de sus valientes.
Los valientes tienen poder en lo que hacen. Se entregan solo los que le creen a Dios y no se dejan acobardar por los
demonios. 
David conocía a Jesús pero solo detrás del arpa. Pero cuando tuvo que enfrentar a un demonio gigante, no solo Goliat
sino también Saúl cuando lo quería matar, ahí fue cuando empezó realmente su etapa de valiente de Dios. 
Un ungido valiente es un ser alimentado directamente por Dios. Valiente para beber vino pero cobardes para enfrentar
desafíos.
Los valientes espirituales no pueden reflejar ni defenderse, sino que enmudecen delante de los que vienen a
despellejar su vida. Cristo, Él, Palabra en sí mismo y no abrió su boca.
Los valientes tienen vida por la cabeza que tienen, que es Cristo.
Valiente, vigoroso, esforzado y hermoso, así era David como tipo de Cristo.

1 Samuel 18:17
Entonces dijo Saúl a David: He aquí, yo te daré Merab mi hija mayor por mujer, con tal que me seas hombre
valiente, y pelees las batallas de Jehová. Mas Saúl decía: No será mi mano contra él, sino que será contra él
la mano de los filisteos.
David como valiente que era pero se humilló hasta el final, igual que Jesús.

2 Samuel 23:8
Estos son los nombres de los valientes que tuvo David: Joseb-basebet el tacmonita, principal de los
capitanes; éste era Adino el eznita, que mató a ochocientos hombres en una ocasión.
Testigos son los valientes de David de que Dios está con ellos siempre. Dios está mientras no neguemos su nombre.
Saborear la victoria solo se puede hacer cuando el nombre de Jehová ha sido ensalzado. Jacob como uno de los
más valientes del antiguo testamento, peleo valientemente contra el mismísimo Ángel que era Cristo. 
El cielo tiene un precio que solo los valientes conocen y practican. Los valientes actúan en el secreto para que la
Gloria se la lleve Jesús.