IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

LOS DISCIPULOS TIENEN HONOR

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Seamos vasos de honra en la casa de Dios
En una casa grande, hay diferentes vasos, vasos de todo tipo, que están subiendo y bajando constantemente como en la bolsa,
de este modo el cristiano vive en un subir y un bajar, y debe ser capaz de no traicionarse a sí mismo, de tener cuidado de sí mismo,
de no desenfrenarse,  Santiago dice que a los caballos se les pone un freno, para cuando se desenfrenen tirar de ellos, si tu
problema es la lengua, no abras tu boca, frena!
Cuando viene la unción, vienen momentos espirituales que se salen de lo que es normal,
se llaman milagrosos.
Hoy la gente no sabe vivir en los milagros, les pasan los milagros, los tienen pero los 
menosprecian. Son menospreciadores de riquezas, de profecías para sus propias vidas, 
no están por lo que Dios va a hacer con ellos, así, con sus malas actitudes repudian lo
que Dios les da. Creemos que eso Dios lo puede resistir, en las escrituras normalmente
a estos, Dios, les da poco tiempo, y son personas que llevan años haciendo lo mismo, y
ahora están descartados.
Tenemos que tomárnoslo en serio, si queremos vivir una vida superior a lo que hemos
vivido tenemos que esforzarnos, meditar, aunque tenemos la tendencia de renunciar, de
tirar la toalla, pero hay un Salmo 37:  “… deléitate a sí mismo en Jehová, confía en Él y Él
hará …” hoy en día la gente confía en sí misma.

El pastor es el que más sufre, porque trabaja con el corazón, es la diana de todas las
cosas. La gente que madura es la gente comprensiva, la gente que te hace feliz, hay
personas que no hablan, pero sin hablar dan más mensaje de lo que te imaginas. Se
puede aprender mucho, porque su espíritu te habla a través de sus frutos.

Estamos en un mundo satanista, lo dice en la palabra, que desde el más pequeño al más
grande adorarán a la bestia, y por medio de la tecnología serán espiados.

Sólo los discípulos tienen honor, no se puede ser maestro sin ser discípulo. Hay
personas que sólo hacen las tareas de orar y estar por las tareas de la Iglesia, pero son
discípulos, como Tabita, que oraba y cosía túnicas para las mujeres pobres y muere, por
eso el Señor tenía preparado al apóstol San Pedro, para  resucitarla, era una mujer que
practicaba la santidad y la sumisión.
No se puede resucitar a los rebeldes de la Iglesia, espiritualmente hablando. Hay gente
que están muertos en el alma y hay que resucitarlos. La Palabra es para despertar, es
aviso.

El padre de familia tiene que ser el profeta en su casa, el pastor en su casa, el que avisa
a sus hijos, pero hay que hacerlo con ejemplo, para que sigan tus pasos.

Se puede pasar de ser discípulos a ser amigos de Jesús, como dijo Jesús, pero para eso
“habrá que quitar la piel a tiras”, críticas, murmuraciones, es el látigo, son los 39 latigazos
en las espaldas, la tiranía es la que arranca la piel.
Si no eres un discípulo no tienes honor, tu alabanza no tiene honor, lo dice la Biblia.

Mateo 10:37
37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;
38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.
Una persona que no es digna, no es bienvenida, los lugares que ocupa sin ser discípulo no son merecedores. Desde el momento
que uno le da preferencia a todo antes que a Dios, que es amante de sí mismo más que a la presencia de Dios,  los problemas le
acosan, en la Iglesia perdemos nuestros propios derechos. Los que no son discípulos no pierden ni una uña, no saben honrar,
quieren que se les honre a ellos mismos, quieren que se les dé atributos.

Tenemos que vivir en santa y piadosa manera de vivir. Tenemos que perder nuestros sueños, alimentos, descanso por el reino.
Porque el que pierde en esta vida hallará 100 veces más aquí y en Gloria. Pero esto es para los discípulos,  que tienen el Salmo 37,
”Deléitate a sí mismo en Jehová y el hará y Él te concederá las peticiones de tu corazón…” “… no te apoyes en tu propia
prudencia…” no te hagas pasar por justo cuando no tienes honra. 1ª Corintios 3 nos habla de los vasos de honra y de los de
deshonra.
Sólo tienen honor  lo que viven para agradar a Dios.

Las fiestas contaminan, aunque la Navidad es la mejor de todo el año, que crea un poco de convicción y de ternura, la Navidad es
recogida de familias. La Navidad no es la comida ni la bebida.
Tenemos que ser traspasado de vaso a vaso, renovados,  porque nos hemos quedado en el sedimento de las tradiciones, y la
felicidad es Jesús.

Pablo le dice a Timoteo que Dios no nos ha dado espíritu de cobardía sino de poder y de dominio propio, no de esquizofrenia, que es
la locura.

Cuando venimos a Jesús nos quita el pecado y nos limpia el pasado, pero de lo que no nos libra es de los vicios y de la cadena
esquizofrénica, que es limpiada por la obediencia a la Palabra, por eso dice que por la Palabra se es limpiado.

Dios no se arruga cuando viene a bendecirnos ni cuando viene a “tirarnos de las orejas”, no se puede acusar a los demás y verse
bien a sí mismo. El día que veas realmente cosas espirituales ya no dirás hay de ti hay de ti, sino hay de mí que soy hombre muerto
porque mis ojos han visto al Altísimo, primero hay que buscar a Dios, si no aceptamos la disciplina seremos bastardos y no hijos, no
seremos dignos, un vaso digno es un vaso santo, un vaso de agua dulce, un vaso que hace feliz al pastor.

Los discípulos tenían ventajas,  les venía una enfermedad y Dios los levantaba.
Las personas se miman con el pecado y se creen que es un mimo santo para justificarse, el pastor es el que dará cuentas por
nosotros y el que tiene que sanearnos. Los que se justifican son cobardes, porque antes es humillarse y pedir perdón, y la sangre
de Jesús nos limpia y no dejamos pasar días, meses y años haciendo teatro, porque satanás es un experto en hacer artistas y
hacer sentirnos frágiles.

A los que robaban antes de ser cristianos, incluso si se llegó a matar antes de conocer a Cristo no se le tendrá en cuenta, porque
después de convertido ya Dios esos pecados no los ve, pero lo que sí nos tiene en cuenta Dios es todo lo que estamos haciendo
desde que nos convertimos a Él, y muchos cristianos son peores y se justifican, salvándose a sí mismos, pero los valientes, se
golpean en el suelo y gritan: ¡En el nombre de Jesús arranco mi alma! Desgarrando el corazón.

Lo mejor de tu vida es que Dios se agrade de ti en esta tierra, aquí sabemos los que llevan hematomas y han sido golpeados, y
nadie lo sabe, estos no piden justicia.

HECHOS 5:41
41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.

Cuando tenemos problemas no nos sentimos dignos de padecer, nos sentimos fatal pensando: “me han hecho y me han hecho”,
pensando: “que prueba tan grande estamos pasando” porque hay gente que son fábricas de crear problemas, que no están
convertidos, son personas que siempre se quejan. Los problemas que tenemos no son por Jesús, sino porque somos fabricantes
de problemas y no sabemos salir de ellos.

Necesitamos tener cicatrices que son de madurez. Como Pablo que dijo que sus cicatrices por causa del NOMBRE las llevaba
y las enseñaba por todas partes, ellas daban testimonio que no era un hombre mimado, eran afrentas con gozo. Es lo que quieras
firmar, si no quieres ser discípulo no te tocarán una uña, pero serás un vaso sin honra, no podrás volar porque no tendrás la honra
para ello.

No dejemos pasar el tiempo, los días son cortos y necesitamos estar bien con Dios.

HECHOS 13:46
46 Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo, dijeron: A vosotros a la verdad era necesario que se os hablase primero la
palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles.

Para ir a la Vida Eterna, tenemos que ser dignos. Nuestro comportamiento en la Tierra tiene que ser como si estuviéramos en el
Cielo.
Tenemos que desear y pelear Guerra Espiritual, comer carne de príncipe, gustar la presencia, gustar cuando Él está en medio de la
reunión, deleitarnos con la Palabra.  Tenemos que vivir la vida de la entrega, sin entrega no hay bendición.

JEREMIAS 15: 1-21
1  Me dijo Jehová: Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí, no estaría mi voluntad con este pueblo; échalos de mi presencia, y
salgan.
2 Y si te preguntaren: ¿A dónde saldremos? les dirás: Así ha dicho Jehová: El que a muerte, a muerte; el que a espada, a espada; el
que a hambre, a hambre; y el que a cautiverio, a cautiverio.
3 Y enviaré sobre ellos cuatro géneros de castigo, dice Jehová: espada para matar, y perros para despedazar, y aves del cielo y
bestias de la tierra para devorar y destruir.
4 Y los entregaré para terror a todos los reinos de la tierra, a causa de Manasés hijo de Ezequías, rey de Judá, por lo que hizo en
Jerusalén.
5 Porque ¿quién tendrá compasión de ti, oh Jerusalén? ¿Quién se entristecerá por tu causa, o quién vendrá a preguntar por tu paz?
6 Tú me dejaste, dice Jehová; te volviste atrás; por tanto, yo extenderé sobre ti mi mano y te destruiré; estoy cansado de
arrepentirme.
7 Aunque los aventé con aventador hasta las puertas de la tierra, y dejé sin hijos a mi pueblo y lo desbaraté, no se volvieron de sus
caminos.
8 Sus viudas se me multiplicaron más que la arena del mar; traje contra ellos destruidor a mediodía sobre la madre y sobre los hijos;
hice que de repente cayesen terrores sobre la ciudad.
9 Languideció la que dio a luz siete; se llenó de dolor su alma, su sol se puso siendo aún de día; fue avergonzada y llena de
confusión; y lo que de ella quede, lo entregaré a la espada delante de sus enemigos, dice Jehová.
10 !!Ay de mí, madre mía, que me engendraste hombre de contienda y hombre de discordia para toda la tierra! Nunca he dado ni
tomado en préstamo, y todos me maldicen.
11 !!Sea así, oh Jehová, si no te he rogado por su bien, si no he suplicado ante ti en favor del enemigo en tiempo de aflicción y en
época de angustia!
12 ¿Puede alguno quebrar el hierro, el hierro del norte y el bronce?
13 Tus riquezas y tus tesoros entregaré a la rapiña sin ningún precio, por todos tus pecados, y en todo tu territorio.
14 Y te haré servir a tus enemigos en tierra que no conoces; porque fuego se ha encendido en mi furor, y arderá sobre vosotros.
Jehová reanima a Jeremías
15 Tú lo sabes, oh Jehová; acuérdate de mí, y visítame, y véngame de mis enemigos. No me reproches en la prolongación de tu
enojo; sabes que por amor de ti sufro afrenta.
16 Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se
invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos.
17 No me senté en compañía de burladores, ni me engreí a causa de tu profecía; me senté solo, porque me llenaste de indignación.
18 ¿Por qué fue perpetuo mi dolor, y mi herida desahuciada no admitió curación? ¿Serás para mí como cosa ilusoria, como aguas
que no son estables?
19 Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás
como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.
20 Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para
guardarte y para defenderte, dice Jehová.
21 Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.