El Señor se manifiesta con una ola líquida en medio de una congregación que adora en Espíritu y Verdad.

Sus grandezas celestiales no se comprenden sin el conocimiento del cielo. Levantar una alabanza de gloria y de
poder es exclusivo de aquellos que tienen una labor especial.

Nuestra generación.

El Pastor que hace años que está predicando en el nivel de las fuentes del cielo y aún no las puede digerir, ¿Cómo
estaremos nosotros?

Las generaciones que pertenecen a la #999# generación, todavía pertenecen a la ley pero ahora al entrar en el siglo
XXI, esta es la última y está separada al incorporarse pasamos a ser la última que esta por ser arrebatada. La última
generación tiene “textura” en sus dientes, porque paladean la parte del arrebatamiento. Esos en los cultos de
adoración son capaces de bajar a Jesús al lugar de culto (al altar). Estos no tienen nada que ver con las visiones o
revelaciones recibidas en la tierra de unos años hacia aquí.

Su Iglesia está entrando en unos parámetros de gloria que jamás se habría imaginado el ser humano.

Jesús tiene una estatura y los miembros de la última generación amarán los frutos con una pasión que otros ni
acariciarán. Esta generación es la número mil, serán tan, tan especial que amarán con locura toda la “química” de lo
que hay en Gloria.

Los profetas del antiguo testamento, normalmente no sabían lo que estaban diciendo ¿Por qué les es novedad la
Palabra revelada? Aquí en Samaria y en otras congregaciones (no muchas) Dios está representando un cómputo de
revelaciones que se disfrutan desde el altar primeramente. Mentalmente es imposible disfrutar lo celestial. La mirada
de su última generación estará siempre puesta en Jesús.

Entender el Plan de Dios es solo para los que no estorban al Espíritu Santo.

Cuando baja la nube de Dios y estorbamos debemos arrepentirnos porque estamos blasfemando en potencia.

El Amor es Dios y fruto a la vez. Por el Amor puedo alcanzar la perfección. El Amor hace que la bondad, la paz y
benignidad que alcanzamos nos acerquen a Él. El Amor que es dios se enseñorea de los nueve frutos.

El creyente que es acompañado por la fe en las escrituras hace que toda la revelación se les grabe dentro del
corazón. Controlar los nueve frutos, manejarlos técnicamente de arriba abajo y no ser rodeado por el Amor de Dios
con pasión, no sirve de nada.

Estamos en la generación número 1000, quiere decir que estamos en el límite del cumplimiento de los tiempos.

La estructura de los seres que habitan allí en Gloria, no es nada parecida a la de aquí. Los ángeles, los caballos, los
siervos allí, son de una química que Él creó.

Allí hay millones y millones en su ejército celestial. La última generación tiene que compaginar con las glorias divinas.
A la vez, estamos siendo avisados de parte de los profetas para que los acontecimientos que están por suceder, no
sorprendan a muchos.

Un adorador de la nueva Jerusalén vive continuamente en una postura de adoración. Él toma todo el control
de su vida, le observa y le analiza.

El reino de Dios se ha acercado ¿Quién lo ve? Solo los que adoran, porque saben reinar con Dios. No es normal en
este tiempo, que la nube de Dios descienda y los que pertenecen se metan en esa nube.

Cuando el Señor permite visiones del infierno para algunos de sus hijos, lo hace casi siempre para hacerles
reaccionar en su mala vida. La nueva Jerusalén es el centro del Universo Espiritual.

Hace trece años, el Pastor de Samaria ya tenía experiencias de tanto nivel, en cuanto a la Unción y esto sirvió para
hacerle experimentar sus Glorias y ya de paso estaba siendo entretejido por la mano de Dios. Dios quiere que
seamos, fe, amor, benignidad, etc.

Él quiere que lo sintamos bajo sus efectos. Nadie llega tarde si desea acercarse a su voluntad espiritualmente.

En el intelecto no alcanzaré jamás sus moradas.

“Esta generación ¿Quién la contará? Nosotros somos esta generación, alcanzaremos todo lo que estamos creyendo
hoy. La utilidad que tiene el oír, es crucial para estos tiempos. Si no creemos por la Palabra creeremos por los
milagros. Pero es mucho mejor oír y creer por lo que Él ha prometido.

Nuestro Dios es el Dios del Ahora. El día de mañana aún no está creado.

A veces el Señor se ha llevado hermanos antes de tiempo porque no le han obedecido. Dios es celoso de su
obediencia. Los que se incomodan con la Palabra, están desechando al Espíritu Santo. Saúl fue desechado por
desobedecer al Profeta. ¿Dónde pereceremos nosotros con tantos pecados que cargamos?

Lo que oímos no es un mero juego. Es nuestra responsabilidad poner por práctica todo el trabajo que Dios me
impone. Miriam dijo. “¿Solamente por tu boca habla Dios?” Esto fue estorbo a la obra de Dios.

Muchos creen que quieren al Pastor pero no le respetan cuando habla, esto es tener en poco su Palabra.

Saúl desechó la Palabra y Jehová le desechó a él. Sin el permiso de Dios nada nos acontece. Él pone dones en
nuestras manos pero el mayor regalo es su Palabra bajo su revelación.

No es bueno pedirle revelación del infierno al Señor. Si el Pastor dice a alguien (desato el poder de Dios en ti)
he nacido de nuevo, entiendo y amo la Palabra; todo esto debe suceder primero.

Los que han crecido al menos del segundo o tercer reino no pueden tener carácter débil o mediocre. No tienen dudas
de fe, ni se amedrantan ante la dificultad.

Los que han crecido y se han propuesto en su corazón servir a Dios, llegaron a ejercer como valientes que se
alimentaran de su Justicia y Autoridad.

El rapto es secreto para todos, menos para su novia preparada.

La última generación dará mucho dolor de cabeza a los de la carne. Pero para aquellos que han amado
desesperadamente el día del Señor, entenderán y resplandecerán. El enemigo tiene siervos (demonios) que miden
cinco metros de altura, ¿Cómo les queremos hacer frente en una lucha con espada de madera?

El verdadero Pastor presenta con su vida a Aquel que nunca muere. Él no habla de un Cristo histórico.

Los discípulos de la última generación no cuestionan a Dios. ¿Será con Teas? ¿Lo harán cuatro leprosos? ¿Con una
cuerda o una piedra? Como dice Dios al Profeta, así se hará.

Cuando queremos ser vistos por los demás al hacer las obras, estropeamos el ejemplo que Dios quiere que demos.
Jesús fue visto en la Cruz suspendido por tres clavos. Los que dentro de esta última generación están creyendo a
Dios poseerán estas armas de guerra sobrenaturales al igual que el ejército del cielo poseen.

Cuando somos carnales no discernimos la ola del Espíritu enviada a esta última generación.

2 Timoteo 3:1

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.

En esta nación, los cielos estarán atentos a cuáles serán las luchas de los escogidos por poseer la tierra heredada.

El Pastor ha dado la orden: “Suelto el poder de Dios”, en aquellos que están a partir del tercer reino.

Ahora tengo que estar atento, no mañana te oiré.

El Señor dice: “El justo no morirá con el impío” esto quiere decir que entre la primera y la segunda venida tendrá lugar
el rapto, Él no dejará a su novia para que perezca con los de la gran tribulación.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

¿QUE NECESITO PARA LA NUEVA JERUSALEN?

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Tenemos que anhelar llegar a la Nueva Jerusalén