Muchos cristianos viven la muerte de Cristo, y la celebran pero no pasan su cuerpo por la muerte.
La virgen María nació en pecado pero como instrumento que se santificó para Dios, fue usada por el Padre y tuvo que
tomar su propia cruz.

La naturaleza de Cristo es necesario poseerla para poder entrar en la gloria con el Hijo.
La naturaleza de Cristo es el amor. Muertos en Cristo en su caminar, si entraremos en su gloria.
Todo lo que se hace de mal aquí y no nos hallamos arrepentido seremos rechazados en su gloria.
Los que llevan cruz en su caminar, se les ve a los que le siguen.
La sangre perfecta de Jesús se quedó impregnada en la madera del madero y por eso, todo aquel que toma su cruz
toma el amor de la naturaleza divina.

Creyentes que son como estrellas fugaces (libro de Judas) no son más que un animal.
En las escrituras cuando hablan de los desmayos, es porque hay dificultad para buscar a Dios.
Sin cruz no hay eternidad.
A nuestros hijos no le podemos transmitir la ley. Pues puede ocasionar un desespero sino vivimos la paz ni seguimos
el amor.
Comer a Jesús es necesario para tener la naturaleza divina.

Unos a otros debemos poder nutrirnos para alcanzar la madurez y la estatura del varón de Cristo.
Nosotros conocemos al que nos alimenta y reflejamos lo que él nos ha transmitido.
Cristianos que son alimentados por palabras de sentimientos y doctrinas de hombres.
Yo tomo de las escrituras, y a veces parece amarga , pero por dentro produce un resultado de enseñanza para vida
eterna.

Isaías 37:2

Y envió a Eliaquim mayordomo, a Sebna escriba y a los ancianos de los sacerdotes, cubiertos de cilicio, al
profeta Isaías hijo de Amoz.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

LA NATURALEZA DE CRISTO

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
El amor es la naturaleza de Cristo