IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

LA IMPORTANCIA DE LA CONVICCION

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
La fe es la certeza de lo que se espera
La unción está en el espíritu, en el Espíritu de Cristo, y Él nos enseña quien es Él, pero si estamos desviados y en rebeldía no
tenemos la unción, esto es para honrados espirituales.

Los milagros vinieron por la mano de Felipe, sanar enfermos, a diario había resurrección de muertos en aquel tiempo cualquier
milagro era glorioso.
En el Cielo no hay ni una mínima partícula humana, la muerte es la purificación del
alma y del espíritu, allí no hay tela de ropa, allí todo es luz, los frutos se comen, pero no se
pudren porque no hay corrupción.

Para ser arrebatado tenemos que arrebatar el Reino de los Cielos, la verdad de Cristo, su
misericordia, los dones, tenemos que ser sumisos y callar, no podemos hacernos pasar
por grandes. Cuando estamos con una persona superior, no podemos llevar las
riendas en la conversación, tenemos que aprender a oír con el oído del espíritu, no con
el emocional que siempre se ofende.
Mejor entrar al Cielo con miembros de menos, que enteros al infierno, en la vida cristiana
tenemos que perder, resistirse, negar… él que no aborrece a marido, esposa, madre,
hijo… por mí, no es digno de mí.

La Iglesia es de Cristo, y por Él no tenemos que dejar de ir a la Iglesia.
El hombre obstinado le reclama al profeta. El Señor quiere que le obedezcamos.
Los que son de Él tienen que tener convicción de saber que hoy es el día de tener los ojos
en el cielo y esperarle, no dejemos de reunirnos.

Hebreos 11: 1
“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

La mentira es dulce pero es amarga después, el pecado lo abrazó la mujer primero,
porque ellas son más rápidas y se lanzan antes.
El amor al dinero es la raíz de todos los males, la idolatría, la mentira. Dios no acepta el
arrepentimiento de muchas personas.
Tenemos que tener Gran convicción, las crisis son buenas para que salgan los nidos
de serpientes que hay dentro.
La predicación tiene que ser con gran convicción.

Convicción es sacar el aceite de la aceituna machacada, es convicción de Fe, no es
de personalidad humana, porque esta no vale.
Tenemos que pararnos para ver cómo vamos, hay que mirarse para ver si vamos bien.
No se puede tener fe si no oímos, porque la fe viene por el oír.
La Palabra, es el mismo cuerpo de Jesús que viene a nosotros a través de sus ángeles,
que nos la traen.
La convicción más grande es:  “a quien amáis sin haberle visto”, Dios existe pero no le
vemos, esa es la convicción.

El amor se palpa, Pablo dice que el Señor está tan cerca de nosotros que lo podemos palpar para ser salvos. Las primeras señales
que sentimos cuando esta Dios es el amor.
Si amamos a Jesús tenemos que amar la venida.
El Cielo es la Gloria, y la tierra es el espectáculo, las batallas, la iglesia es un campo de entrenamiento,  el pastor es el que abre el
surco para echar la semilla, y Dios es el que trae el agua.