IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

LA FE ES LA CERTEZA DE LO QUE NO SE VE

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
La FE es una gran convicción
La fe, es una gran convicción, es la certeza para poder estar en pie y no desmayar, Dios prueba nuestra fe. Dios no nos ha
escogido, para derramar su vida en la carne, si no para derramarla en el nuevo hombre, esto lo tenemos que asimilar, cuando Dios
nos llevó a sus pies, es porque hemos sido escogidos en el hombre nuevo no en el viejo, para que Él nos bendiga, y nos
convirtamos en vida de bendición, esto ya es madurez, esta fase es para vivificar, transformar y ver maravillas, aunque veamos
pocas, luego estas pequeñas maravillas se multiplican, el efecto de estas maravillas no son al momento, depende de cuánto
nosotros nos echamos sobre Él,  hay que echarse cobre Él, y esto es lo más importante, porque Él no es una estatua ni un ser de
carne, pero nosotros en espíritu podemos echarnos sobre el Señor, como Juan.


Como dijo Él: “dejad que los niños vengan a mí”, Juan había conseguido transformarse
cuando se hecho en el pecho de Jesús.

Juan, Santiago y Pedro discutían sobre quién era el más grande, y se metió por
medio la madre de Juan y de Santiago, y le preguntaron al Señor:  “¿quién se sentará a la
derecha y a la izquierda en tu trono?” esto era convicción de madre, estaban colocando a
sus hijos cerca del Señor.

Hay quien vive para este mundo y los que viven para la Eternidad.
Ser un trabajador consciente y convencido es una maravilla, las maravillas se
experimentan en el espíritu, al espíritu se le ha dado el honor, que si creces en él,
fructificas en él y vives evolucionando en él, ¿te imaginas todo lo que puedes tener de
Dios? Ya vives para agradar a Dios, y vives para hacer las cosas con agrado, no es
agradar a la carne, es moverse con agrado siempre mirando de reojo a Dios.

Cuando llegan los momentos malos, nos tenemos que crecer, no tenemos que dejar que
nos inunde la tristeza, tenemos que destruir todo lo que hemos levantado mal, nosotros
mismos tenemos que deshacernos de ese mal, tener cuidado de nosotros mismos.

Sólo el fuego, transforma, nos purifica, nos cambia la mente y el lenguaje, y Dios
empieza a dejar caer sedimentos espirituales, que son maravillas dentro de nosotros, que
se llaman virtudes, alcanzamos virtudes que no podemos comprender para movernos en
esta vida, son dones, y cuando nos llenamos de los dones de Dios, somos virtuosos, nos
convertimos en bienaventurados, se nos observa, nos convertimos en una atracción de
Dios, para traer bendiciones de Dios a la Iglesia.

Tenemos que imitar la Fe de nuestro pastor, porque él es el que, no duerme por nosotros,
el que vela por nosotros, se sacrifica por nosotros, el que paga el precio por nosotros, el
que dará cuentas por nosotros.

Sin amor no se puede seguir a Jesús, ni al pastor. El amor es punta de lanza, y sin él
no podemos perfeccionarnos, hasta que no alcancemos la perfección en el amor, nos
podemos confundir con los efectos naturales. Cuando hay amor decimos: “tu pueblo es
mi pueblo, tu Dios es mi Dios y donde tu mueras, muero yo” esto es a nuestro pastor.
Cuando llevamos una línea  espiritual santa, nos quitamos todo aquello que no es de Dios, nos lo sacamos de la cabeza
rápido, no tenemos que dejar que el diablo haga un nido en nuestra mente, puede caer algún pensamiento maligno, incluso muchos,
pero no pueden hacer un nido.

El pastor nos prepara para lo que va a suceder, y esto será pronto.
Dios no puede obrar con personas que no tienen fe.
No tenemos que permitir que la tierra se nos trague, en el nombre de Jesús nos levantamos!, tenemos que remontarnos por encima
de toda la caída, no tenemos que permanecer con una fe cayendo, sino con una fe que sube.

MATEO 14:31
“29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.
30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, sálvame!
31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
32 Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.
33 Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.”

Cuando vivimos en Jesús, estamos viviendo lo imposible, no podemos ser cristianos naturales y espirituales, tenemos que
saber que para ir a Jesús, que nos ha llamado y nos ha dicho ven, tenemos que andar en lo imposible.
Cuando se  hunde nuestra barca, nos hundimos en la gracia, en la fe tenemos que clamar. Pero hay gente que no reconoce que
tienen maldad, al revés, ellos hacen ver que son los demás que tienen maldad, ellos hacen que los demás se sientan culpables. Y
estas personas son muy peligrosas.

Cuando el Señor, nos levanta, nos cura, nos corrige y reprende, tenemos que adorarle.

El Señor nos dice:
-¿Porque dudaste?

(Nosotros): 
-Me descuidé, me fui a la crítica, a la murmuración me fui a los vientos que soplan a mi alrededor y me descuidé de ti, te dejé.

Cuando pasan estas cosas nos perdemos.
Como la sunamita, que había perdido a su Rey, y lo que más nos cuesta es volver, según lo aguda que sea la duda o la dureza, la
forma de actuar…

La unción que Dios le da al pastor, es un carbón encendido del altar de Dios, para nosotros. El pastor predica con un carbón
encendido para que nosotros recibamos purificación, porque la Palabra de Dios es la espada de doble filo, si no se tiene la Palabra
con el fuego de Dios no existe el fuego.
Los que dudan se quedan, los que no dudan se van, no dudes del RAPTO, créelo.

Tenemos que aprender de los enamorados de Dios, que nos deleitan.

MATEO 21:21
“21 Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a
este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho.
22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.”
Cuando tenemos duda es porque no hemos traspasado el velo de nuestra carne, tenemos que entrar a través del velo, y es cuando
nos quitamos la duda, y cuando traspasamos el velo de nuestro cuerpo es cuando Dios nos empieza a mostrar su corazón.”

Hay montañas delante de nosotros, hay montañas que no nos dejan pasar, nos hacemos grandes montañas. Puede que la
enfermedad sea una montaña y haya que echarla.

Jesús en la cruz se hizo maldito para el Padre, por eso el Padre le apartó la mirada, porque todos los pecados creados se metieron
en su cuerpo. Jesús era el instrumento, tuvo que convertirse en el antídoto que sanaría el corazón del Padre, porque satanás estaba
destruyendo la creación, y el Hijo cuando muere en la cruz, cura el corazón del Padre, porque todo le salió bien menos el hombre.
No adoremos a nadie sólo a Él, adoremos al creador, somos instrumentos. Tenemos que concentrarnos en la Palabra para ser
espirituales, no nos apoyemos en nadie, ni en nuestra propia prudencia, sólo en Jehová de todo nuestro corazón.
Jonás fue a parar al vientre de un pez, donde habían algas que tiraban de él y olían los gases que eran como azufre, y él era tan duro
que hasta el día 3 no se arrepintió, y cuando se arrepintió vino la liberación.

MATEO 28:16
“16 Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado.
17 Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban.”

MARZO 11:23
“23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino
creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.”

Tenemos muchos altos y bajos, porque la Palabra no se vuelve Rema, que significa, la Palabra de Dios derramada en el
corazón. Nuestra vida espiritual funciona por la FE. Las personas que no reciben la Palabra en el corazón, lo van a pasar muy mal,
porque no están preparadas.
Falta un año para que se cumpla la generación, las señales coinciden. Siria, Irán, Corea del Norte y Rusia, lo están proclamando
que está ya el fin.
El pastor es la atalaya para dejarnos listos para poder salir de aquí.

HECHOS 11:12
“11 Y he aquí, luego llegaron tres hombres a la casa donde yo estaba, enviados a mí desde Cesarea.
12 Y el Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar. Fueron también conmigo estos seis hermanos, y entramos en casa de un
varón,”

Muchos no se salvan porque hagan obras, porque no tienen a Jesús. La Salvación es cosa de Dios y de los siervos.