IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

HAZ MORIR LO TERRENAL EN TI

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Tenemos que morir a este mundo
La vida cristiana no es una vida de religión y de obras, es que todo lo puedes en Cristo. No digas que todo lo puedes en ti, es
Cristo en ti de forma que mueres a las obras y secuelas de tu carne para estar vivo en tu vida espiritual, de modo que tus obras son
guiadas por el Espíritu Santo. El pecado no tendrá poder sobre ti a menos que tengas secuelas fuertes del pasado que todavía no
has aborrecido. Piensa que le tienes que caer bien al Señor, si el ve traición se va a otro mejor que tu. Debes estar muerto a las
secuelas de tu carne, cuando aborreces el pecado dejas de practicarlo. Estamos escondidos en Cristo, le pertenecemos a Él y a
nadie más.

Colosenses 3:1-4 -

Hay varias manifestaciones en Cristo: su manifestación en la congregación (que se
glorifica), a nivel personal (porque le has agradado) y la manifestación de su aparición en
el aire (el segundo cielo) que es cuando el Rey sale de su palacio y viene a buscar a la
novia.

Colosenses 3:5-13 -

Si ya somos creyentes ¿porque tenemos que morir a lo terrenal todavía? Porqué
aún es necesario desprenderse del ego, se debe llevar cruz (esfuerzo), sin cruz no se
puede agradar y ni honrar, así que llevar cruz es honrar a Dios. Hay una selección de
cosas que tienen que morir en ti, no a través de un trance de psicología sino que cuando
te conviertes a Cristo su sangre termina con tus pecados pasados, pero quedan secuelas
y debilidades porque aún estás enganchado a pecados que aún no has aborrecido, no
traigas a la memoria las cosas antiguas.

Cuando entramos en el protocolo divino tienes una actitud santa, se queda a un
lado el protocolo terrenal. Una mala actitud puede hacerte retroceder. Jesús rompió todo
el formalismo religioso para aquellos que pensaban que se salvaban sólo por obras.
Ninguna religión salva, solamente la sangre de Jesús junto al arrepentimiento y la fe en
Jesucristo. Cuando la religión entra en ti lo que hace es alejarte más de Jesús.

El alma está desnuda y se tiene que vestir con la armadura espiritual. No puedes
morir a lo terrenal sin cruz, todo lo que sea tener herramientas para quitarte vicios no
deseados por Dios debes esforzarte en utilizarlos, debes ser un hijo de obediencia. Dios
manifiesta su ira en los hijos de desobediencia, éstos son los creyentes carroñeros que
siendo, por ejemplo, adúlteros o borrachos no podrán hablar ni aconsejar sobre eso.

Mientras estamos en la tierra debemos tener un respeto a los ángeles pero sin adorarlos,
ellos NO tienen la divinidad sólo la tiene Dios. Somos participantes de la naturaleza Divina
de Dios, pero no significa que por ello seamos divinos. Una persona que ya está formada
la plenitud de Jesús está en ella, pero puede que no se lo note; si estás dentro de esta
plenitud cuando quieras verla más se esconderá de ti.
Hay personas que no buscan la espiritualidad por madurez, reverencia o respeto, la buscan por la grandeza del poder en sanar y
hacer milagros; creyéndose ellos los importantes y comparándose con otros sin tener en cuenta el propósito de Dios, así que Dios
nos tiene aquí como instrumentos, seas salvo o no, porque son los dones los que actúan, así que sé de Cristo con un propósito.
Nadie pudo identificar quién era Jesús, tan solo fue revelado a Pedro. Por la cara no puede ser identificado alguien que está en
plenitud, tan solo mediante las señales que muestra en obediencia al Espíritu Santo.

Siempre tienes que estar ardiendo, si descuidas el fuego del Espíritu peligra tu salvación, huye de la tibieza. Los avivamientos
vienen cuando hay un orden en el amor hacia Dios y los dones sólo se usan como una ayuda para la iglesia. Se debe amar más a
Dios que a los dones. En las iglesias que solamente hacen caso a los dones comienzan a perder la guía del Espíritu Santo.

Las obras de cada uno serán probadas, morir al pecado se hace escuchando la palabra, y cuando el Espíritu te pone bajo
convicción, te pararás en el camino entrando en meditación hasta que llegas al arrepentimiento verdadero. Convence a Dios con tu
arrepentimiento de corazón.

Dios te hace inmune a tus necesidades cuando confías en Él, tu cuerpo no necesitará más cuidado del que no puedas mantener si
lo pones a Él primero y cuando vives una vida de fe olvidando lo que queda a atrás.

No puedes hacer morir lo terrenal si no olvidas, no puedes llevar a juicio a tu hermano, le pertenece a Dios. El sufrimiento
cambia a las personas. Algunas personas tienen tanta sensibilidad que no necesitan ser probados, pero los que son más duros
tienen que entrar en pruebas para ser ablandados. Si eres sensible a la voz de Dios notarás su presencia y el se acerca a ti. La
paloma del Espíritu viene a ti.

Hay dos tipos de sensibilidad: por miedo de haber pecado o porque te derrites cuando sientes su presencia. ¿Cuál es tu
sensibilidad?

Los gestos y actitudes muestran si hay sensibilidad, las personas sensibles son mansas. Jesús es manso y muestra
mansedumbre. El que tiene sensibilidad constante ante Dios tiene el fruto de la mansedumbre. Las personas sensibles no tienen
una canción u oración radical, más bien son radicales cuando predican porque sacan el carácter de Jesús, hablan con convicción.

Hay una reverencia de sensibilidad, no confundirlo con la reverencia religiosa. Los sensibles oyen la voz De Dios. La sensibilidad
hace que vayas al perdón y al amor, eres piadoso y empiezas a valorar la palabra que el Espíritu trae al pastor.

Cuando eres sensible el enemigo aprovecha cosas y problemas para que pierdas la sensibilidad, busca que cambies de
actitud, pero en las perores circunstancias es cuando tienes que seguir perseverando y manteniendo la sensibilidad, necesitarás
seguir en disciplina. En cambio si tu carácter malo te lleva a la ira y al enojo, a los insultos y malas palabras tienes que dejar que
Dios sople en ti, transforme tu cuerpo y sensibilice tu interior. El nuevo hombre se forma cuando has crucificado el viejo, muriendo a
lo carnal renovándote constantemente. El conocimiento pleno se obtiene cuando eres maduro en Dios.

Colosenses 3:14-17 -

El vínculo perfecto es amar siendo agradecido con los que se esfuerzan en la congregación, cantando en gracia que es fluir y
liberarse siendo sensible a su presencia.

Morir al viejo hombre no es un sacrificio es una necesidad. Dios te quiere perfecto en el corazón, equilibra tu interior.