IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

EL REGOCIJO EN DIOS

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Esta generación es la que debe de tener más regocijo
Tenemos que tener cuidado cuando el Señor nos bendice y empezamos a creernos ser algo.
Cuando un hermano lo está pasando mal no tenemos que ignorarlo. El regocijo, es como un “cariño” en el interior, en el vientre, es
en el espíritu no en lo natural. Esta es la generación que tiene que tener más regocijo porque es la que se va. 
Él regocijo hace que nuestra saliva no sea amarga. “...Y Jesús se regocijó en el Espíritu Santo…”, “…María se regocijó en su
espíritu…” , “…Regocijaos en el Señor siempre…”
Los que esquivan ofrendar no tienen la bendición de Dios, porque también Dios los
esquiva.
No podemos vivir sin que EL nos toque, Dios quiere que estemos buscándolo, que
RENUNCIEMOS por ÉL, que seamos soldados, discípulos. Nadie busque su propio
beneficio sino el de los demás.

Dios nos dice, “¿Dónde está todo lo que te he dado? Porque el que conmigo no recoge,
desparrama.”
Cada uno personalmente tenemos que estar buscando su mirada personalmente, con
gestos hacia Él, lo que vale es como nos movemos en la casa de Dios,
Los judíos ya tienen pensado construir el tercer templo en el 2017, por eso es posible que
el Señor pueda venir entre el 2017-2018.
Nuestra ofrenda a Dios, tiene que ser en espíritu, alma y cuerpo tenemos que ser santos
en los tres aspectos, para el día de la manifestación gloriosa.
Hoy tenemos que vivir como si viniera ya, porque el que más se esfuerza más milagros
experimentará en su vida y su FE más irá creciendo.
No es bueno ya por la mañana quejarnos por cualquier cosa, no nos quejemos, hay
personas adictas a las quejas.
“Da y se te dará”, el Señor ya lo dio todo en la cruz, ahora tenemos que darlo nosotros por
Él.

Es el Padre el que castiga y disciplina y Jesús es nuestro abogado.

JOSUE 5:13-15
…” 13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de
él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿
Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?
14 El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces
Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su
siervo?
15 Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies,
porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo…”

Todo el territorio judío es santo hasta el día de hoy, la adoración nos hace santos,  en
cualquier lugar donde estemos por poco que hablemos de Jesús, y con palabras sencillas
los ángeles se asombran, de cómo le adoramos públicamente, porque no le hemos visto,
y aun así le amamos.
APOCALIPSIS 3:7-13

…” 7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno
cierra, y cierra y ninguno abre:

8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca
fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que
vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.

10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el
mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi
Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias…”

Los verdaderos discípulos viven y mueren por su maestro JESÚS. Si te matriculas, poco a poco, pasarás por pruebas pero
estaremos gozosos en las tribulaciones. La vida del cristiano es una vida de batallas, dulces pero quebrantados.

El protagonismo es la muerte del cristiano, que sea Dios el que nos haga importantes no nosotros mismos.
El amor se transmite con gestos,

Ama a tu próximo como a ti mismo, ama, perdona y olvida.

El amor de DIOS no es un amor de este mundo, no es un amor natural como el de padres a hijos o a marido y mujer.