IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

ALCANZANDO LA SABIDURIA DE DIOS

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Dios quiere que alcancemos la sabiduría
Somos escogidos en el hombre nuevo, en el hombre espiritual. Nuestro escoger no es físico. Esperamos que Dios se fije en la
carne natural, y eso no es. Nosotros nos movemos en los dones, y los ángeles Dios los envía para ayudarnos. Pero los ángeles
vienen a los que están atribulados. El cristiano tiene que rogar, y suplicar, debe hacerse de querer. No puede haber una fisura de
enfado, hablo del espiritual. No podemos transformarnos por los dones naturales, necesitamos nacer del Espíritu porque en la carne
hay pecado.
Al Señor nadie puede seguirle sin amor. No puedes seguir al pastor sino le amas. La
oveja que sirve y oye es la que sigue con amor. No puedes imitar la fe del pastor sino lo
amas, has de tenerlo en mucha estima.

No puedes ignorar la existencia de satanás porque existe el infierno. Los dioses
que levantamos paganos no pueden tocar tu corazón, no te pueden conmover, sólo Cristo
toca el corazón y te conmueve.

Pedro dice: si es necesario tendréis que ser afligidos en diversas pruebas. Dios no quiere
la muerte del impío, pues Él fue quien hizo al hombre.
Hay una zona del edén que está infectada de demonios, concretamente están en el
segundo cielo, y se está vaciando porque el arrebatamiento de la Iglesia está a punto.

Hay muchos evangélicos que no conocen la palabra apostasía porque no esperan a
Jesús.

El arca de la alianza contenía las tablas, maná y una vara. La vara con el tiempo
reverdeció dentro del arca. La vara simboliza a Cristo, la flor del almendro que es la más
temprana del invierno. Y Él esa vara la ha tomado para nosotros dándonos una nueva
vida.

Necesitamos proceso, evolución, crecimiento y fruto para ir a la perfección.

En Hebreos capítulo 5 nos enseña, que debiendo ser ya maestros que sois la raíz
(refiriéndose a los judíos), qué os pasa que no avanzáis, volvéis a tener necesidad de
leche porque no habéis ejercitado los sentidos espirituales. Todavía seguís con que
habéis sido el pueblo escogido, y eso es para la gran tribulación. Estamos llenos de
excusas porque no queremos reconocer que no hemos aprovechado el tiempo.

Cuando hablas en lenguas espirituales estás domando tu lengua. Para estar debajo
de la nube de la unción hay que pagar un precio. Si te sales de ahí cuando menos te lo
piensas desciendes.

Amor es más que todas las cosas, hay que empezar por ahí. Si empiezas por el espíritu
debes acabar por el espíritu. Los gálatas empezaron por el espíritu pero se desviaron por
escuchar a quien no debían.
Hubo un hombre en la cruz que era más sabio que los apóstoles, era el ladrón y sabía más que los apóstoles acerca del reino.
Los discípulos les preguntaban ¿establecerás tu reino en este siglo? y Jesús les dijo: “no os toca a vosotros saber las sazones de
los tiempos”. Ellos pensaban que iba a restablecer las cosas y echaría fuera a los romanos y que los pondría como reyes, pero no
era para ese tiempo sino para el milenio y confundieron el reino en la tierra. Así que un ladrón sabia más que ellos. Le dijo:
“...acuérdate de mí cuando vengas en tu reino”, ¿cómo sabía que vendría otra vez?¿quien le habló del rapto? Seguro que aprendía
en la sinagoga cuando Jesús hablaba, y se le quedó la palabra en su interior.

Señor que venga tu reino, que caiga tu gloria sobre nosotros. En 1 corintios 2 dice que todas estas cosas están escondidas para los
espirituales que han creído a Dios. Sólo subirán los escogidos del nacimiento nuevo. El rapto está en la madurez, mirad la higuera.
El olor del Espíritu no tiene olor natural.

Cristo es la vara que está madura y va a venir, aquí encontramos el rapto.
Dios todavía no ha venido porque muchos sus obras no están perfectas delante de Él. Debes vigilar tu escoger en la vida, no
puedes ser materialista y vivir la vida fácil del mundo. Somos escogidos para evolucionar en Dios y enseñar sobre la vida eterna.
Pero muchos se estancan y no crecen porque no viven en novedad de vida. Si no hay madurez no hay novedad en ti. El cielo es
para los que creen, el cielo está preparado para gente preparada. El cielo no es parar gente negativa sino para gente positiva
espiritual.

Acaso no dice en Apocalipsis que está todo preparado, y además Jesús decía: tengo mis bueyes listos y engordados, haciendo
referencia a que las bodas y el convite están preparados. El arrebatamiento ya está preparado, sino ha venido es porque tiene
misericordia de miles y millones que no están preparados.

La gente se ha considerado mucho a sí mismo y no tiene nada, y se ha apartado de la humildad, se creen que saben mucho.

No te gloríes en lo que sabes cuando todavía no sabes lo que tienes que saber.

El que se gloríe gloríese en el Señor. Pablo se gloriaba en su debilidad física (porque sufría enfermedades y persecuciones
varias) porque así era fuerte en Dios. La fuerza del hombre es traición para sí mismo porque a pesar que físicamente se sienta muy
fuerte entra en debilidad en el Espíritu ya que no tiene músculo espiritual, que es tener palabra; por tanto, cae con cosas muy
pequeñas.

La fuerza de Dios no proviene de comida natural. Cuando soy débil en mi carne, fuerte soy en el espíritu. Si no lo pasas, nunca
sabes dónde están la claves de Dios de personas bendecidas. Los ayunos son para tener hambre y sed de Dios.
Hay espíritus que te secan por dentro, y te alejan de Jesús. Tienes que experimentar que de tu interior fluyen ríos de agua viva que
son gracia para ti. Los ríos de agua viva son sublimes para tratarte personalmente. No podemos dejar escapar las ocasiones que
estamos teniendo pues los días están contados.

Muchos usan la iglesia como una excusa, y buscan cambiar de iglesia para mejorar, pero lamentablemente el problema lo tienen
dentro, es su propio ego. El cristiano tiene que aprender a no escandalizarse y no quejarse de que lo están hiriendo a menudo
cuando habla de Dios. Has de sacar esas dos cosas de ti, y poco a poco Dios te ira abriendo los sentidos.

Debemos ser benignos, personas que no provocamos y evitamos los enfados, y no entramos en ninguna provocación. Así es como
se nota que es un escogido de Dios pues no se queja. No se le ve nada de queja.

1 Corintios 2:6

“Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este
siglo, que perecen”

Los escogidos espirituales son los que han alcanzado madurez y adquieren sabiduría de Dios. Pasamos sin aprovechar las
oportunidades de haber recibido el proceso de transformación, y ahora lamentamos haberlo tenido en poco. Sino reflejas el fruto, no
has aprovechado el tiempo que has tenido. Cuando no reflejas crecimiento espiritual, es porque lo inmortal de tu interior no sale por
tu boca mortal. Nos llenamos de mucho mentalismo pero no sale el fruto de Dios trabajado.

La mayoría de los evangélicos no siguen a su pastor que tienen en la congregación, sino que siguen a otros pastores de afuera,
que están a distancia y no conocen. De esta forma no imitan la fe de su pastor.

El error que se comete es haber escuchado y aprendido de otros pastores, y no haber valorado lo que tenías en tu iglesia donde se
te da la comida con vehemencia y amor. Pero la gente come por los ojos, por los títulos, por las grandezas; y sin embargo, no te
has dado cuenta que tenías lo mejor en tu iglesia y ahora no tienes fe. Por eso no tienes real fe. La fe es la que viene por el pastor
que te exhorta, te ayuda a vivir y a crecer, y te cura diciéndote la verdad. Todo esto son errores que hoy se pagan. Los que para
ellos desde el primer día dijeron con firmeza este es mi pastor, les ha ido muy bien, porque han permanecido en el orden que le
agrada a Dios, reconociendo a quien te ha puesto para ir creciendo.

Se va hacia la perfección escuchando la palabra, corrigiéndote para no caer en obsesiones y ansiedad. Sino estás preparado
para que se te corrija con vara, así no puedes alcanzar el cielo. Has hecho al pastor de segunda o de cuarta pero el pastor que sufre
por sus ovejas es el verdadero.

Otros se hacen pastores a sí mismos. No busques tener lugares, Dios es quien pone y quita. En su presencia Dios te pagará
conforme a tu obediencia. Dios da el Espíritu al que le obedece. Para Dios obedecer cuenta más que todo lo que sacrificas. Sino
has madurado no estás preparado para el rapto.

Gózate con las bendiciones de tus hermanos en la iglesia, vive como parte del cuerpo. La iglesia es un abanico de gloria.

Por mucho que queramos introducir la sabiduría de este siglo, eso no nos vale para acercarnos a Dios. La introducimos porque no
tenemos otros argumentos, huimos de sufrir.

1 Corintios 2:78

«Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la
que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria

El Señor tiene el maná escondido para los maduros, no para los inmaduros.
La sabiduría humana no es un misterio porque se sabe o se conoce, todo lo que se conoce en la tierra ya no es un misterio, pero lo
que no se conoce sí que lo es.

Todo lo que Dios trae no es para la gloria del mundo sino para nuestra gloria. La Biblia es el libro de los orígenes, no hay otro libro
que pueda reemplazarlo, y se están dando cuenta ahora después de tanto tiempo.

El sabio de Dios es porque ama el libro, la escritura, y se deleita en la sabiduría de Dios, se deleita en la paz, en la gracia y
en su amor, y no es únicamente un en letrado que ve sino que experimenta.

La sabiduría de este mundo se aprende cursando estudios como enseñanza para nuestro trabajo, pero no sirve para buscar a Dios.
A Dios no se le puede buscar bajo dimensiones terrestres sino espirituales. Las dimensiones terrestres sólo quedan en el cerebro,
pero la mente de Cristo no desaparece, irá contigo al cielo. Y obrarás por los dones para el ministerio al que sirves. Nosotros somos
activados por los ángeles, que es por la dinámica de Dios, por efectos espirituales de la nueva vida. No podemos ver lo que
tenemos dentro. Para ser espiritual no puedes ir con una mente materialista, pues es la mente del ego la que no te deja ser
espiritual, por eso los religiosos intelectuales no pudieron prosperar, sino sólo los adoradores en espíritu y en verdad.

Necesitamos entrar en la revelación del Espíritu, en misterios que te son aclarados por los padres espirituales, que son los
pastores.

Los que viven en necedad matan todo el fruto que están dando. Necesitas entrar en la revelación del Espíritu, en misterios.
Pero si tenéis muchos padres tendréis problemas. Josué nunca se salía de la cobertura, siempre estaba debajo de su pastor. Josué
no se movía.

Sin amor no puedes seguir a Jesús, ni al pastor. El amor de Dios no es corriente es espiritual.

¿Quien era Noemí? Era una mujer mayor, que era la pastora de Rut, y Rut le dice a ella: tu Dios es mi Dios, tu pueblo será mi
pueblo, donde tú vayas yo iré, y donde te entierren allí moriré. Rut la seguía porque la amaba, no quería nada más, sólo estar con
ella agradecida por haberle alimentado de lo espiritual, ella era espiritual y sabía escoger, la otra nuera no. La otra era una
materialista mundana que adoraba a los ídolos y se fue detrás de los ídolos.
Y Dios bendijo a Rut casándola con un príncipe por su lealtad; por obedecer a todo lo que decía su suegra Noemí. Aquí es donde
vemos como opera la sabiduría de Dios.

Que pena que todavía no sabemos que debemos amar al pastor y tenerlo en mucha estima. Cuando alguien ama de verdad no te
trae problemas, sino que te los quita, los ahuyenta. Eso es crecer y adquirir sabiduría, y sólo lo hacen los que han madurado.

Los maduros te despejan el camino.

No puedes retener lo que es de Dios, tus hijos Dios te los da para que los levantes para Él. Dios es bueno pero nosotros no lo
entendemos, devolvemos mal por bien. Jesús daba bien y le devolvían latigazos. La lengua es el látigo más malo que hay, más fino,
es el que más golpea. Es un mundo de maldad, un látigo que mata.

El amor de Dios no es humano, no es corriente, es espiritual, es Dios mismo amándonos. Cuando vives y entras a Dios es para
arrebatar las bendiciones espirituales de Dios. Venimos a la congregación para arrebatar, porque el Padre sólo busca adoradores.
Un adorador es un ser completo que sirve en todo, como Felipe que siempre estaba dispuesto para la obra.

Dios te recompensa cuando te mojas, es decir, te comprometes. Piensas que te van a recompensar a la primera y te van a
sacar a hombros por la plaza de toros cuando sólo eres un espectador, te has confundido. Entras a la plaza, pero no pones tu
cuerpo delante del toro a sufrir.

Así que hablamos sabiduría sobre personas que maduran, porque el verano se acerca, Cristo está a punto de venir. Él es el árbol de
la vida que toma todos nuestros sacrificios y los vierte en el río de la vida. Las bendiciones de los cristianos corren por ese río en el
cielo. Allí perfumas la gloria de Dios con la fragancia del espíritu que emana de nosotros cuando maduramos y nos sacrificamos por
la obra.

Dios está con la gente que tiene un corazón blando y sensible. No podemos ganarnos a un Jesús al que no sabemos seguirle;
sin embargo, una mujer viuda le dice a su suegra que le seguía donde fuese, eso es amor, era su pastora. El amor se aumenta
cuando obedeces.
Los ángeles especiales sólo son enviados a amantes de Dios que reciben regalos y refrigerios que nos los pueden ver pero están
dentro, en su interior.

La sabiduría espiritual es para el hombre nuevo. La sabiduría en los días de Jesús no era para el hombre nuevo pues todavía no
había sido revelada, porque no había descendido el Espíritu Santo, pero ahora sí.

Dios te da un cariño interior para que te deleites en Él, y cuando trata contigo lo quiere hacer como si fueses un niño de 3 años. Te
tratará con un cariño de padre que se deleita con su niño de 3 años y se llena.

Puedes ser mayor en edad y ser como un niño en el interior, que no caminas con palabras corrompidas ni deshonestas, andas
y caminas en la paz y dulzura del espíritu. Cuando Dios sabe que te puede tratar así como un niño de 3 o 4 años, tu mente debe
entrar en una concentración, pues las maravillas de Dios son que Él te pueda tratar, pues sin trato no aprendes. Igualmente no
puedes sacar cosas de Dios del pastor si te acercas a él con contaminación.

Todo lo que hablas mal de la iglesia te viene como facturas en tu vida, porque no puedes creer y vivir sin amor. Necesitas un amor
que corresponda. El amor es lo que convence, se ve que su vaso está lleno. Lo demás no tiene valor. Fuera de Cristo nada hay, y
cuando maduramos entendemos más estas cosas que son las que nos enseñan su sabiduría.