IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI

1 ADAN CARNE, 2 ADAN ESPIRITUAL

>>VOLVER AL MENU DE PREDICAS ESCRITAS
Diferencia entre el Adán carnal y el Adán espiritual
Espiritualidad quiere decir ser irreprensible. Comen carne y no leche. Viven en exigencia del Espíritu, muerte al yo se
han despojado de su carnalidad.

Cuando alcanzamos un nivel de espiritualidad, quiere decir que se entra en un estado de incomodidad a todo lo que
es de la carne. No es juzgar ni menospreciar al que bebe leche, pero se esfuerza en ser un ejemplo para los demás.
A los creyentes hoy es muy difícil arrancarle el mundo de su corazón, porque hay muchas raíces aún que les
unen con la sociedad, e incluso si se les saca de esa posición, no están durante mucho tiempo ahí, sino que si
tendencia es volver allí donde estaban plantados en un principio (paraíso).
Un cristiano no se mide por las horas de asistencia a la congregación: Dios dice: “a cada uno dio Dios una medida de
fe”.  No todos por asistir, quiere decir, que sean salvos. Los que están en la línea cero de fe, son los carnales y para
ellos solo existe la vida social de la Iglesia, música, excursiones, conciertos, futbol, etc. 
Para que el cristiano sea levantado por Dios cuando cae, debe ser, un “justo de Dios” “Si el justo cae, siete veces,
siete veces lo levanta el Señor”.

Colosenses 3:1

Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
Los que no tienen a Cristo no pertenecen al nuevo Adán. El primer Adán no tiene nada del Espíritu. Las maldades que
aún habitan en el alma pertenecen al primer Adán y esto impide cualquier tipo de desarrollo espiritual en su Reino. El
primer Adán no aporta nada para el Cielo. 
Hemos resucitado con Cristo porque Él nos ha dado de su nueva vida. Él murió para darme vida. Si yo siento
“lástima” y no desecho la maldición de mi vida, no saldré a salvación. La salvación es un tipo de primogenitura, que
debemos guardar con temor. Muchos “tapan la boca” del predicador y entonces el aceite no entra en sus espíritus,
dejando que su lámpara se apague.
Los espirituales son convencidos por el Amor de Dios, aprenden a esconderse en el corazón de Dios.
 
En según qué casos cuando a una persona se les para el corazón, la actuación de los que tiene al lado es decisiva a
la hora de salvarle la vida. Igualmente en la vida espiritual debemos estar al lado de una persona espiritual (ungida)
para que en caso de sufrir un “paro” podamos ser restaurados.

El pastor controla el funcionamiento en el Templo o lugar de Reunión, pero las vidas que asisten son controladas por
el Espíritu Santo (sólo las que se dejan).
En el cielo está todo en orden, igualmente en nuestro interior deberá estar en orden y separado lo que pertenece al
primer y segundo Adán. La limpieza y la corrección están en el orden del día en el cielo. Los que cuestionan la
revelación que trae el Pastor se vuelven blasfemos y Dios los aborrece. El Diablo tiene  todo el poder sobre aquellos
que no obedecen al Señor. De esta manera nos convertimos en un cero a la izquierda. 

Si es posible vivir una vida sin pecado. El ánimo del espíritu viene cuando dejamos de mirar lo del viejo Adán. El
deseo, el anhelo, la pasión por Dios nos hace comer todo de lo que es Él (muchos creyentes se alimentan solo de la
mantequilla que lleva el pan, pero desechan el cuerpo).

El sabio de Dios lo vende todo para poder comprar lo auténtico de Dios. El espiritual espera al final del día a poder
llevarse a la cama la plenitud de la bendición de Dios. 

1 Corintios 15:45

Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente;?el postrer Adán, espíritu vivificante.
Nada de lo espiritual gustará la muerte. Carne y sangre no heredarán el reino. Todo lo que es corrupción debemos
arrancarlos de raíz, para que deje de formar parte de nosotros. Nada de lo que pertenece al viejo adán, heredará la
Gloria del Hijo. 
El verdadero pueblo de Dios jamás desaparecerá, porque Dios siempre se reserva “siete mil” que son espirituales y
que no se doblegan nunca ante ningún ídolo. Estar entre dos pensamientos quiere decir que se duda entre dos
dioses y por lo tanto se está en muerte. 
Dios está más cerca de los que aunque caídos en depresión, se están esforzando por buscar la luz de Dios. En el
paraíso no hay brillo alguno, todo empieza a resplandecer a partir del primer reino.