PONER EN PRACTICA LA PALABRA DE DIOS

TENEMOS QUE SER OIDORAS Y HACEDORAS DE LA PALABRA DE DIOS
Estamos en una iglesia donde la actividad está en células, evangelismo, enseñanzas, teatros, danzas, talleres
diversos, esto quiere decir que hay una ocupación en Dios.

Hoy estamos en un tiempo, en el que hablar de Dios está fuera de lugar pero para nosotras el presente es el mejor
momento para hacerlo.
La televisión cristiana es una herramienta preciosa para que la enseñanza cristiana llegue a toda clase de personas.

Por medio del “manual” que es la Palabra de Dios, es la manera más adecuada de dar un testimonio a la sociedad.
Poniendo por práctica lo que la Biblia dice es como seremos luz. Hoy mucha gente lee la Biblia porque les gusta
o simplemente por curiosidad. Eso no les hace hijos de Dios. A nosotras nos exige Dios un testimonio, un ejemplo y
por eso prueba las palabras que decimos, para ver si somos o no de corazón.
Debemos estar alerta y aprender a corregirnos por medio de hacer la palabra no solo oírla.

Muchas veces ni siquiera el ejemplo sirve para que los demás aprendan sino que cada cual sigue sus propios
instintos.
Somos conscientes que al hablar de Dios, muchas personas nos burlarán y menospreciaran, pero aún y así es
importante que demos buen testimonio. Si a Jesús lo insultaron, le escupían ¡Cómo no vamos nosotras a soportar
persecución!
Todo ser humano tiene un espacio en su corazón en el que sólo cabe Jesús, el Dios bueno. En los momentos
difíciles estos nos piden que clamemos a nuestro Dios.

Debemos enseñarles que Dios no echa a nadie fuera, Él recibe a todos los que claman a Él.
La Fe es para ejercerla y el dinero no sustituye a la Fe.
Personas que tienen dinero, acuden a nosotras para que les ayudemos con nuestra Fe. Ellas reconocen en ese
momento que Dios está con nosotras.

Sin las pruebas que pasamos, realmente, no nos conoceríamos como somos. En medio de esas dificultades
debemos pedirle al Señor ¿Qué demandas de mí? Él nos pide que seamos humildes y tengamos misericordia.
Aprenderemos a esperar en Dios cuando estamos haciendo misericordia y nos humillamos delante del
Todopoderoso.
Las pruebas no son para humillarnos sino para acercarnos a Él.

A lo largo de los años es bueno ir cambiando las actitudes y demostrar que no estamos andando en vano en sus
caminos. Muchas veces el problema de las hermanas, es que depositan su confianza en amigas que no dan la talla
en su testimonio u eso nos confunde. Sin embargo en la congregación de Samaria, hay muchas hermanas que están
cambiando su actitud de arrogancia por otra de humildad a saber escuchar y eso es principal.

Las pruebas nos quitan la arrogancia y nos vuelven humildes (sólo si superamos la prueba).
La amistad en la carne no la debemos mezclar con la espiritual. La que es de la carne quiere que participes de la
crítica y la murmuración y esto nos destruye de dentro hacia fuera.

Considerar a una amiga es para elegirla primero. Asegurarnos que no participará con su boca de ninguna cosa mala.
Eso es lo correcto.
La persona honrada debe estar siempre en el primer lugar. Eso es parecernos a Jesús.
Con nuestro ejemplo debemos hacer ver que no compartimos sus críticas y errores.
Las hermanas que van siempre alimentando su ego y no ven más allá de sus personas hay que dejarlas solas.
Lo malo se debe juzgar y lo bueno hay que alabarlo.

Bendiciones.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER AL MENU DE MUJERES CRISTIANAS