MIS HIJOS BAJO LAS ALAS DEL SEÑOR

OIDO RELIGIOSO, ES OIDO SORDO
No hay nada más importante para una verdadera madre que tener a sus hijos bajo la cobertura del Señor.
Miles de hogares están lamentando hoy el hecho de no haber “forzado” a sus hijos que permanecieran en los
caminos cristianos.

Todo tiene un límite y nunca debemos llevar la educación de nuestros hijos cristianamente hablando, a unos términos
que los exaspere y no de fruto.

La mejor forma de enseñarles que el Señor es lo primero, es que lo vean en el ejemplo de nosotros, los
padres. Esto es un compromiso y un trabajo que dará su fruto a la larga.
Muchos padres no se esfuerzan cuando sus hijos son pequeños y después cuando empiezan con la edad más
conflictiva intentan redirigir sus gustos hacia las cosas del Señor pero en ese momento ya es demasiado difícil y
tarde.

Todos sabemos que vivimos en una sociedad cargada de atractivo para los jóvenes, niños y todos en general... pero
si encima no sabemos forjar una base con valores que sirvan como una brújula en medio de la tormenta, ¿cómo
pretendemos que llegado el momento, sepan desenvolverse en medio de lobos (espíritus malignos que flotan en el
aire)?

Seamos sinceros... esto implica que desde temprano nuestra vida debe ser el espejo de santidad y búsqueda del
Señor en el cual nuestros hijos puedan mirarse en el futuro para saber claramente que decidir en sus vidas.
Saber establecer este orden que primero:  Dios, después la familia y a continuación la iglesia (ahora lo
explicaremos) es crucial para que ellos mismos sepan donde mirar y en quien confiar para solucionar sus problemas
de hoy y del mañana.

Este orden que mencionamos anteriormente, no quiere decir que dejamos la familia en un tercer lugar o último
puesto, ni mucho menos. Queremos decir: que al hacer de Dios lo primero en nuestro caminar, cogeremos de la
mano a nuestra familia y en la iglesia serviremos al Señor todos juntos.

No hay poder más grande hoy en la sociedad para vencer toda maquinación de Satanás, que lograr operar con toda
nuestra familia en los caminos del Señor sirviendo desde nuestro ser completo a Dios.

También sabemos que hay una gran cantidad de familias que por circunstancias diversas no tienen a sus hijos en los
caminos del Señor.

¿Qué han de hacer esas madres entonces? Lo primero que deben tener claro es que nunca se tira la toalla en
cuanto a la oración por esos hijos. Todo tiene que ser hecho siempre bajo la voluntad de Dios, pero la realidad es que
muchas veces no sabemos el porqué, y nuestros hijos toman un rumbo totalmente distinto al que se le ha enseñado
desde pequeños.

Si de verdad has hecho todo lo posible por ser un ejemplo de vida cristiana para tus hijos y aun así no quieren saber
nada de Dios, sigue clamando a tu Dios en el secreto que él te recompensará en público. Pero tampoco te acomodes
pensando “yo le he dado lo mejor a mis hijos” ...Sé sincera delante del Señor y reflexiona para saber en que te has
podido equivocar... de esta manera será como mejor podrás postrarte delante del Señor y reconocer que ayuda es la
que necesitas.

Dios acude en socorro de aquellas madres que sinceramente han hecho todo lo posible por dar la mejor enseñanza a
sus pequeños (con la disciplina que esto implica) y que nunca menospreciaron la palabra que sus pastores les traían
para enseñarles y amonestarles a ellas mismas. Por que seguro que si nuestros hijos no ven un sometimiento
sincero y fiel al Señor y al pastor de la iglesia, ¿cómo nos tomarán en serio nuestras amonestaciones y enseñanzas?

Seamos ejemplos vivos para nuestros hijos de que la mejor manera de vivir una vida exitosa, es sirviendo a Dios
y a la familia de la Fe.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER AL MENU DE MUJERES CRISTIANAS
VER PREDICA