LA DEVOCION DE RUT POR NOEMI

LOS CORAZONES QUE AMAN DE VERDAD DESEAN BENDECIR A LAS DEMÁS HERMANAS
Una palabra dicha con amor, seguro que hará un efecto milagroso en un oído necesitado. No tenemos un Dios de
lejos. Él siempre escucha a las que le buscan de corazón. El deseo de conocer al Dios bueno, nos hace
experimentar el amor de Dios. Dios es nuestra firmeza. A veces le fallamos pero nuestra intención es arrepentirnos
de y que nos acerque a Él. Abriendo el corazón seremos conocidos por Dios.
La Iglesia del Señor siempre seguirá hacia delante mientras haya un capitán que no baje sus brazos.

La Iglesia de cada lugar recibe un trato diferente pero la forma de buscar a Dios también es distinta.
Todos pondrán la mirada en el Pastor y la Pastora para analizar su templanza, su firmeza y después dirán su es
posible seguire, ya que muchos se echan para atrás al ver lo difícil del camino.
Estamos en una congregación donde poco a poco vamos creciendo, unos caen, otros se levantan pero lo importante
es mantener el testimonio de Dios en su lugar de Honor.

Hoy queremos compartir sobre la fidelidad de Rut hacia Noemí. Rut siguió sin condiciones a Noemí, cosa que el
pueblo de Dios hoy no hace, ya que primero quieren ver las manos llenas de aquel a quien quieren seguir. Rut siguió
a Noemí porque sintió en su espíritu que tenía que hacerlo. Lo que dijo lo cumplió, pero nosotras prometemos
tantas veces, que serviremos, amaremos, obedeceremos a nuestra “Noemí” pero luego esa promesa cae en tierra.

Tenemos que tener algo en nosotros, basado en el ejemplo, para que otros puedan ser impactados y decidan seguir
nuestro ejemplo. A veces, hablamos mucho de boca pero cuando Él nos prueba no cumplimos nuestras promesas.
Los que están al frente tienen que soportar como las que un día se confesaron como Rut, se vuelven atrás y
renuncian de su fidelidad.

Las verdaderas hijas no renuncian, no tienen fuerzas pero aun así claman y siguen siendo fieles.
Realmente es un esfuerzo compartir lo que de Dios recibimos, porque tenemos que estar firmes y fieles. No
podemos hablarle a las mujeres, “Dios te sana de la depresión” si nosotras estamos hundidas en ella.

En las almas hay mucho desconsuelo, desconfianza, temores, iras, etc. que solo pueden ser aconsejadas por
verdaderas “Noemis”.
El Señor es bueno y aunque una Rut caiga de su posición, Noemí siempre será fuerte y seguirá adelante. Tenemos
que ser prudentes a la hora de hacerle promesas a Dios. Hijos seremos siempre estemos en la congregación que
sea,  pero “cuidado!” que la fidelidad no se puede pisotear. Si hacemos un lazo con nuestras palabras no podemos
renunciar a ese pacto, Él nos castigará.
Rut era sinónimo de firmeza, y si no somos esa mujer como Rut, no debemos decirlo.

En una Iglesia, si los Pastores, están bien fuertes, esa congregación seguirá adelante.
Si el Pastor se desliza, Dios puede levantar a otro mejor para que la obra continúe, si esto lo hace con los Pastores,
¿Cómo no podrá hacer con miembros de la congregación? La Pastora de Samaria se ha llegado a sincerar con Dios
y le ha dicho, si yo y mi marido no te servimos, Tú eres Dios y nos quitarás para poner a otros mejores: “Esto es
sincerarse con el Maestro”. Pero cada una debemos preguntárselo al Señor, si le estamos agradando, si nuestra
lámpara está llena de su Espíritu.

No es suficiente decir, ya me prepararé cuando le vea en su venida, esto no será suficiente.
Pasemos lo que pasemos debemos ser fieles en tener la lámpara encendida. Las pruebas no son escusas
suficientes. Las que pasan dificultades pero a la vez manifiestan la llenura del amor de Dios, están capacitadas para
dar ejemplo.
Noemí no obligo a Rut a que la siguiera. En todo lo que ella le aconsejaba, Rut obedeció en todos los detalles.

Donde tu vayas yo iré, donde tu mueras moriré yo. Rut tenía esa seguridad de que lo que aprendía de Noemí era
bueno.
Rut debe siempre hablar de Noemí y Noemí hablará de la fidelidad de Rut.
Donde hay un complemento entre las hermanas hay verdadera bendición.
Por esa obediencia hay muchas familias bendecidas en la Iglesia Samaria.

Bendiciones.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER AL MENU DE MUJERES CRISTIANAS