LA COBERTURA DEL DISCIPULO

AL SER HUMANO LE CUESTA OBEDECER
El tema que exponemos hoy ante nuestra querida audiencia trae de cabeza a muchos ministerios a lo largo y ancho
de toda la tierra. ¿Por qué digo esto? Porque hoy más que nunca el ser humano le cuesta obedecer y mucho menos
someterse a otro semejante.

Cuando los cristianos se asemejan en cuanto a derechos y obligaciones a las demás personas corremos el riesgo
de acabar sumergidos en la misma maraña que envuelve a la mayoría de seres humanos que sobreviven en estos
tiempos.

El mundo anhela respirar aires de libertad y por lo tanto se hace eco de todo lo que tenga que ver con que se
respeten nuestros derechos y libertades. Como cristianos estamos totalmente de acuerdo que el ser humano debe
ser respetado como tal (sean niños, jóvenes, ancianos etc) pero lo que hoy queremos enseñar es algo muy distinto y
que solo una mente espiritual puede entender.

Cuando nacemos de nuevo (por el Espíritu) pasamos a formar parte de la familia de la fe; esto quiere decir que
Dios nuestro Padre velará por nosotros en todo momento. En un mundo de inseguridad y temores; esto debe ser una
buena noticia. Al nacer de nuevo el Padre nos coloca en una congregación para que crezcamos y nos desarrollemos
en fe y en amor. La persona que como “mayordomo” Dios coloca a nuestro lado se encargará de enseñarnos a dar
desde los primeros pasos, hasta que, antes o después, partamos al cielo, todo el “maná” del cielo para nuestro
desarrollo. Si... la persona que se encargará de ministrar nos la vida de Dios será el pastor. Un secreto que es
necesario grabar con fuego en nuestra mente y corazón es que,,, esta persona, aún siendo humana, está puesta por
Dios para nuestro cuidado y edificación. Dice la Palabra “,,, ellos darán cuenta de vuestras almas”
Saber sujetarse a ellos y dar el honor debido al trabajo que realizan, resultará en nosotros un crecimiento y un brillo
de luz que el Señor valora muchísimo.

Hace unas cuantas décadas la persona del pastor en la congregación era mucho mas valorada y respetada
que en este tiempo actual. Todo lo que ellos nos enseñaban no se cuestionaba, sino que por el contrario se les
veneraba y honraba como portadores de la voluntad divina hacia nuestras vidas.
Estar sujetos al ministerio pastoral en la congregación no significa que uno pierde su autonomía a la hora de tomar
decisiones y mucho menos que se está idolatrando a un hombre (esto se lo han inventado aquellos que miran con
ojos de carne todo lo que tienen delante de sus ojos) ya que no hay nada más bíblico que obedecer y someterse al
ministerio puesto por Dios.

Vivir una vida rendida a Dios y sujeta en obediencia y amor a unos padres espirituales, nos dará seguridad y
protección ante los múltiples ataques de Satanás.

Jesús vino a este mundo a hacernos libres de la esclavitud del pecado y para ello no nos dejó huérfanos sino que el
Espíritu Santo se quedó para cuidarnos guiarnos y enseñarnos. Los Mayordomos espirituales (Pastores) son
necesarios porque el ser humano necesita cumplir la ley de la obediencia a una autoridad visible) Se imaginan las
congregaciones siendo dirigidas directamente por el Espíritu Santo, serian todos los miembros capaces y maduros
para oír la voz de Dios y así mismo obedecer le en todo.
!!Menudo Caos se organizaría... verdad¡¡

El discípulo debe ser humilde y reconocer que Dios está por encima de todos pero que el maestro (pastor)
está por encima nuestro.

No creas a nadie que venga con doctrinas que te animan a separarte de la cobertura y protección de un ministerio...
solo pretenden traer des-unidad y ruina a tu vida. ¿Qué pasaría en un hogar donde los hijos de dos, tres o veinte años
no obedeciesen a sus padres en nada?¿ Llegarían muy lejos? Rotundamente NO. Pues de la misma manera Dios
instituyó una escala de autoridad en su iglesia para que no hubiera manera que el Diablo como destructor pudiese
entrar a devorar las ovejas.

!Gloria al Señor por los pastores ungidos puestos para velar por el rebaño del Padre.¡
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER AL MENU DE MUJERES CRISTIANAS
VER PREDICA