JESUS ES MI SOCORRO

TENEMOS QUE PONER TODA NUESTRA CONFIANZA EN JESUS
Compartiendo la verdad que hemos vivido y labrado en nuestro corazón, es como sacaremos  la luz de Jesús para
testimonio.
Si queremos dejarnos socorrer por Jesús tenemos que vivir en sus normas. Hay que ser obedientes a la verdad. La
verdad no habita en corazones rebeldes.

Cuando yo como pastora, tengo que transmitir una enseñanza que el Espíritu Santo me ha mostrado necesito sentir
el socorro en el centro de mi vida.

Lo que enseño tiene que estar en línea con lo que El me ha ayudado o socorrido, si El no es mí socorro, ¿cómo
puedo yo ayudar a otras mujeres?

El socorro de los hogares no es la mujer ni el hombre, sino Dios. La mujer sabia no buscará agradarse a sí
misma .Si una mujer es muy usada en su casa, seguro que tendrá una corona preparada en el cielo. Saber llevar
nuestra casa implica todas las áreas. Una mujer que cambia porque se esfuerza en agradar, seguro que será
probada pero necesitará en ese momento sentir el consuelo del socorro divino.
Una mujer que está involucrada en las actividades de la Iglesia, es cierto que vive preocupada, pero también disfruta
de la bendición que siempre existe y se comparte. Cuando decimos que el Señor es nuestro socorro, estamos
seguras porque El habitará en medio de sus hijas.
Como tenemos necesidad de El, estamos juntas en la congregación y ahí es donde El se manifiesta con Bendición .
Si yo me alejo de su presencia, El no me socorre.

Cuando veo muchos cambios en las personas, le doy gracias al Señor porque  eso es imprescindible asegurarse de
que estamos agradando al Señor. Estancarse es quedarse sin prosperar. Sin embargo una persona que reconoce lo
que Dios ésta restaurando en  su vida, llegará lejos en el reino.

Desde esta programación queremos transmitir que los frutos están creciendo y si en nuestra vida no tenemos una
unidad y comunión sincera no convenceremos a los que nos ven y oyen.

Dios es la meta de toda mujer que ha puesto sus ojos en el socorro Divino .
Las pruebas y dificultades que nos suceden en el hogar a veces nos hacen apartar la mirada de Él, pero no pasa
mucho tiempo que volvemos de nuevo. Solo Él conoce nuestro celo y deseo de agradarle.

Os animo a que seáis mujeres sencillas  y esforzadas; esto hará que seáis mujeres queridas en vuestras familias y
en todo vuestro entorno. Edificar en el reino no es lo mismo que en el mundo. Los materiales que se usan en el
mundo se desgastan pero los que usamos en Dios permanecen para siempre. Los frutos del Espíritu  son nuestra
materia prima.
El dio su vida por nosotros para hacernos el camino más fácil.

El es nuestro ayudador perfecto. Ahora debemos ser nosotros instrumento de socorro de nuestras casas y familias.
Es muy importante saber que nadie que confíe en el socorro de Jesús, será avergonzado jamás.
    
Bendiciones a todas las hermanas y amigas.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER AL MENU DE MUJERES CRISTIANAS