ENTRE LA COMPASION Y EL AMOR

TENEMOS QUE TENER COMPRENSION
Cuando estamos creyendo y ejerciendo todo tiene un resultado mucho más completo.
Hemos hablado ya muchas veces de las virtudes que nos deben acompañar como mujeres de Dios.
En medio de la confusión y de la maldad tenemos que discernir cuando debemos ejercer esa comprensión hacia los
demás.
La Paz de Dios nos empuja a ver las cosas con una actitud muy distinta. El mundo se enoja rápidamente y le
echa la culpa a Dios de todas sus desgracias. Nosotras como hijas suyas debemos tener comprensión y no
juzgarlos por eso.
Pero entre nosotras si tiene que estar esa auto exigencia de obedecer a un Dios justo.

Nunca  podemos tener una vida de paz si solo vamos a Dios cuando nos place. En el tiempo bueno y malo tenemos
que estar ahí en pie. La diferencia es muy grande cuando vienen dificultades las podemos llevar mucho mejor.
Dios espera con comprensión infinita a que sus hijas cambien sus malas actitudes. Nunca es demasiado tarde para
acercaros a la compresión y al amor del Señor.

El cambio tiene que ser continuo y siempre de peor a mejor. Primero teniendo paz nosotras y luego con nuestra
familia.
Hay muchos testimonios en esta iglesia de Samaria en la que la comprensión del Señor y de los pastores ha liberado
las vidas de mujeres que han necesitado esa comprensión.

La comprensión es algo que el Señor te la tiene que hacer ver.
Es muy diferente nuestro amor y comprensión humanos a lo que el Señor te pueda dar. ¿Cómo vemos la diferencia?
Hay ocasiones en las que me he dado cuenta como pastora, que con mis sentimientos no hubiera reaccionado de la
misma manera.
Un amor natural no soporta el abuso, pero el amor de Dios si aguanta y soporta. El amor divino te deja ciego a la hora
de actuar con alguien que no se lo merece en absoluto, pero una y otra vez reaccionas amando a esa persona.
Me pueden decir con toda la mejor intención, cuidado con esta o con aquella, pero me da igual como me van a pagar,
porque el Señor a mi me demanda hacer el bien y ya está.

En el amor de Dios y la comprensión no importa que haya o no agradecimiento por la otra parte. No se
considera la comprensión de los demás pero si la de Dios, cuando hay amor verdadero y de su comprensión.
El Señor a veces pone una urgencia a la hora de actuar con comprensión y otras nos hace ir más despacio, pero
nunca nos deja que miremos nuestro egoísmo. Con los sentimientos nos daremos muchas veces de frente, pero con
la comprensión de Jesús, siempre acertaremos.

Si nos movemos ayudando a los demás con la guía del Señor, crearemos un testimonio cristiano verdadero. La
comprensión no es tener lástima. También a veces podemos pasar cómo tontas porque parece que no nos damos
cuenta de lo que los demás nos hacen, pero el Dios del cielo sí nos conoce de verdad.

Muchas veces caemos en el error de que la comprensión hace que nos lo traguemos todo; pero eso es falso. La
comprensión y el amor ven lo incorrecto y lo denuncian pero dejan a salvo el alma de la persona.
Su comprensión te envía a dar un abrazo y no un versículo.
Aprendamos a imitar la persona de  Jesús y no la biblia literal.
Cuando en la congregación se levantan mujeres con el amor de Dios y su comprensión es como mejor se puede
recibir a las almas que no conocen a Jesús.
“Crezcamos en Amor”
   
Bendiciones a todas las hermanas y amigas.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER AL MENU DE MUJERES CRISTIANAS