LA PALABRA DE DIOS DERRAMADA EN EL CORAZON

PARA IR AL CIELO HAY QUE VIVIR EN UNA ACTITUD SANTA
Una persona carnal es fluctuante. La maldad te empuja a hacer cosas que no quieres.
Romanos 7:19
Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.
20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.
21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.

El hombre de fe, recibe la palabra. El hombre espiritual no tiene que preocuparse en decir cosa alguna, porque el
Espíritu le enseña en el momento lo que ha de decir. Los dones de ministerio, es para la edificación de la iglesia. Sino
sabes discernir eres un niño espíritual. Somos Cristianos de procesos. Dios nos hace entrar por procesos, para
llevarnos donde él quiere. Jesús en el vientre de María entró en un proceso, hasta que llegó a la altura de un varón
perfecto. El amor de Dios es la explosión más grande que puedes sentir dentro de tí. La fe es estar siempre
dispuesto para Dios.

Hechos 9:10-12
Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió:
Heme aquí, Señor. Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno
llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora,

El amor es inalterable, es cilencioso, el amor transforma a las personas. Hay personas que se creen buenas y
que no tienen pecado, pero Dios mira dentro de nuestra alma.

Lucas 18:9-14  A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta
parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba
consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos,
adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el
publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé
propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se
enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.
Dios mira a los que se humillan.

La palabra que no lleva rema es literatura, no salva. La palabra rema es la fe derramada en el corazón. Cuando
la palabra rema es derramada los hambrientos de Dios la desean y empiezan a entrar en procesos.
El milagro se produce cuando tienes hambre de la palabra. Una persona encontra de la palabra es peligrosa; ahí
nacen cosas raras, y te haces enemigo de Dios. La palabra de Dios es enemiga del ego. Cuando se hace un arado,
hay que romper primero todos los terrones. Eso es lo que hace la palabra, rompe la dureza del corazón. La tierra no
se puede sembrar si hay piedras, nuestra corazón es igual, primero se tiene que preparar para luego ser sembrada la
semilla de la palabra.

Lucas 8: 5-8
El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las
aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte
cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y
nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga.

Malaquias 3:6-12
Por no dar a Dios lo que le pertenece, él manda plagas y sequías.
Jesús es el creador de la fe, y nosotros hemos recibido su sustancia. La fe crece si la alimentas con la palabra.

Lucas 13: 6-9
Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo
halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para
qué inutiliza también la tierra? Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave
alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.

Dios da tiempos para que entres en verdor y no sigas en sequía. Los combatientes de la fe no son fluctuantes,
son apreciadores de las grandezas de Dios
El Señor se da a conocer en el corazón, pormedio de la amistad espiritual. Si descuidas las propiedades de la
palabra, te vuelves débil espiritualmente. La palabra tiene todas las propiedades que necesitas. Si el corazón es
bueno, entras en el proceso y empiezas a evolucionar espiritualmente.

Un pecado grande es la glotonería. Glotonería: desear, codiciar, esto es muy peligroso, porque dejas el camino de
Jesús y te desvías amando más a al mundo que a Dios. El hombre que quiere agradar a Dios, tiene que hacer la
buena, agradable y perfecta voluntad de Dios. Cuando agradas a Dios, hasta tus enemigos estarán en paz contigo.
Nosotros somos piedras vivas, Jesús es el tesoro dentro de nuestra vida. La tierra que Dios nos ha dado, es para
limpiarla de toda idolatría y contaminación. Tenemos que dejar toda la idolatría y la contaminación que ofrece el
mundo. Tienes que tomar decisiones con convicción, y no echar su palabra a tus espaldas.

Éxodo 19:5
Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los
pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Éstas son las
palabras que dirás a los hijos de Israel.

El amor de Dios es tan grande, lo que él quiere es sacarnos en el rapto. Debemos reunciar a todos los baales.
Cuando un discípulo entra en el proceso del Espíritu: evoluciona,  crece y digiere lo espiritual.
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón: lo debemos guardar de nosotros mismos. Tienes que digerir primero
lo que oyes y después llevarlo al corazón, porque sino lo puedes matar. El amor te hace portador de buenas noticias.
Debemos tener sensibilidad espiritual. Muchos sin saberlo están separados de la congregación, porque están en
pecado, una mala actitud te mata.

2 crónicas 26:16
Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando
en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso. Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él
ochenta sacerdotes de Jehová, varones valientes. Entonces Uzías, teniendo en la mano un incensario para ofrecer
incienso, se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente, delante de los sacerdotes en
la casa de Jehová, junto al altar del incienso.

Números 12:9-10
Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos; y se fue. Y la nube se apartó del tabernáculo, y he aquí que María
estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba leprosa. Respondió Jehová a Moisés: Pues
si su padre hubiera escupido en su rostro, ¿no se avergonzaría por siete días? Sea echada fuera del campamento
por siete días, y después volverá a la congregación.

La lepra en el antiguo testamento era física, pero ahora es espiritual. No podemos tocar las cosas santas, ni
tampoco murmurar contra  los siervos de Dios. Te puedes curar con arrepentimiento, Dios permitió que el hijo
pródigo tocara fondo, pero el arrepentimiento le hizo volver al padre. Dios no desecha al pecador, desecha el pecado.

Deuteronomio 30:15-18
Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu
Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas
multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. Mas si tu corazón
se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, yo os protesto hoy que
de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en
posesión de ella

Tienes que llevas consigo aceite, que es la palabra derramada en el corazón. Sino hay palabra no hay proceso, y
sino hay crecimiento no hay fruto.

Job 5:17-18
He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del
Todopoderoso.  Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; Él hiere, y sus manos curan.

La palabra que hiere es verdadera, la palabra rema, te da toda la fortaleza espiritual que necesitas para resistir
todas las cosas.En las pruebas aprendes a oír a Dios. Todo el que hace lo que Jesús dice, son sus amigos.                                                  
Lo humano no gana a  lo espiritual, lo espiritual gana a lo humano.
La palabra verdadera te causa temblor. El pecado más pequeño o el pecado más grande, te lleva al mismo lugar.
Los niños espirituales empiezan a dejar la malicia, pero todavía no han alcanzado sabiduría.

1 Timoteo 1:7
Queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. La Cruz te da el nivel espiritual.
Jesús puso sus hojos en la cruz. Jesús en la cruz cambió todo en el cielo y en la tierra.
Las personas maduras perdonan a sus ofensores. Ayuda a tu fe, y sino la encuentras pide socorro a Dios, porque sin
fe no puedes agradar a Dios. Debemos poner nuestro gozo en el Señor.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER A ESTUDIOS BIBLICOS