LA LEY DEL ESPIRITU

NO PODEMOS JUZGAR CON NUESTRA LOGICA
quien se queda en el arrebatamiento.
Hay personas que tienen una espiritualidad religiosa, y es muy diferente a los verdaderos espirituales.
Los verdaderos espirituales son los que juzgan.

Los que esperamos a Jesús, tenemos ciudadanía celestial, aquí no tenemos nada; nuestra existencia es allí.

Cuando se le pone obstáculo a la palabra lo pierdes todo, y viene la muerte espiritual.
En los días de Noé y de Lot, la gente no creía en la destrucción que venía, no tenían fe.
La fe no viene por leer libros, sino tienes fe te bloqueas espiritualmente.
A Dios no le convencemos con charlas, Dios es Dios, y tienes que vivir en concentración con él, y no entrar en
muchas preocupaciones. Las personas estresadas viven en cansancio, y no pueden tener comunión constante con
Dios.

La humildad natural; no es la humildad espiritual. La humildad sin fruto del Espíritu es natural, la humildad
espiritual se muestra por los frutos.
El hombre natural es de estilo natural; es imitador de hombres, los espirituales son imitadores de Dios.
Para ser espiritual hay que dedicarlo todo.
No debes ser una persona emocional; estás personas son inestables, el equilibrio es muy importante; sin equilibrio
explotas fácilmente.

Al haber tanta maldad, estamos viviendo tiempos de purificación.
En los lugares que practican más idolatría, son más castigados con fenómenos naturales. Dios aborrece la idolatría.

Hebreos 3:1-4
" Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de
nuestra profesión, Cristo Jesús; el cual es fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés en toda la casa de
Dios.  Porque de tanto mayor gloria que Moisés es estimado digno éste, cuanto tiene mayor honra que la casa el que
la hizo. Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios."

La fe no viene por ver, sino por oír, y estar atentos a la palabra.

Jesús es el apóstol, él tiene todos los títulos.

Efesios 4:7-8
"Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Por lo cual dice: Subiendo a
lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres."

Él nos dió dones, para capacitarnos, para su obra.
Cuando superas pruebas, empiezas a conocer a Dios, y lo ves con los ojos del espíritu.

Job 42:5-6
"De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven.  Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza."

Job aprendió a conocer a Dios, después de pasar por una gran prueba.

El Señor Jesús no se mueve en el mundo, se mueve dentro de la iglesia.
La iglesia verdadera tiene la naturaleza de Cristo.

Gálatas 5:16-18
" Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el
Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.  Pero si
sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley."

La carne se opone al Espíritu, para que no te salves.

Tenemos que tener la naturaleza divina, si has nacido de Dios; saldrá lo que Dios ha puesto en tí.

Tu familia por llevar la misma sangre que tú, no significa que te amen, igualmente con Dios, no todos los que se
llaman hijos de Dios le aman.

Dios permite que pasemos por pruebas, para ver lo que hay dentro del corazón.
No puedes ver obrar a Dios porque hay tinieblas en tu vida. No puedes mezclar lo carnal con lo espiritual; tenemos un
cuerpo de carne, pero militamos en el espíritu. Todo el que nace del Espíritu, es del Espíritu.

2 Pedro 1:3-12
"Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el
conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y
grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la
corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto
mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio,
paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están
en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor
Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de
sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque
haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el
reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.  Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas,
aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente."

Éstos versículos, son los requisitos que necesitamos para entrar al cielo.

Si no meditas en el Señor, lo conocerás de oídas, y vivirás una doble vida.
Es mejor recibir poco, y estar seguro con Dios, que recibir mucho y negar a Dios con tus hechos.

No es lo mismo predicar en teología natural de lógica, que en la teología del Espíritu.
El hombre espiritual, toma decisiones que el hombre natural no puede entender.
Si una persona no está formada, y no refleja a Jesús; son personas complicadas.
El mal que le hagas a tu espíritu, lo pagarás al final.

Hay mucha diferencia entre los espirituales, y los que se creen espirituales.

Romanos 8:1-10
" Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne,
sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la
muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en
semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se
cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque los que son de la
carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse
de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son
enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no
pueden agradar a Dios.  Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios
mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en
verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia."

La carrera más difícil es ser fiel en lo poco.

La ley del Espíritu no es lo mismo que la ley de Moisés.

Moisés no entró a la tierra prometida, él se despide del pueblo, y Dios esconde su cuerpo.

Judas 1:9
"Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a
proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda."

Satanás quería el cuerpo de Moisés, para que el pueblo de Israel lo embalsamara; así todo el pueblo adorando a
Moisés pecara contra Dios.
El arcángel lo pedía para evitar ese gran desastre.
Los cristianos espirituales no están muertos, la carne no hereda la vida eterna.
Jesús dijo: el que cree en mí no morirá.
Jesús es la vida; él nos da vida.

Colosenses 3:5-7
"Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia,
que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros
también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas."

No debemos obedecer a lo terrenal, cuando una persona está crucificada con Cristo; vive para su Dios.
Jesús vino a salvar al mundo; si creen en él.
Los que esperan a Jesús, se les ve los frutos.
El arca de la alianza era la representación de Dios, ahora nosotros somos la representación de Jesús.
Nosotros no podemos reflejar a Jesús con imágenes, lo reflejamos por el espíritu.

Dios no te da las cosas porque eres una persona especial, sino porque Dios quiere dártelas. Pedro no era un hombre
especial; luego se hizo especial, porque transformó su vida.

Mateo16:23-24
"Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en
las cosas de Dios, sino en las de los hombres.  Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos
de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame."

Jesús sabía cuando hablaba Dios, y cuando hablaba el diablo por medio de las personas.

Mateo 16:17
"Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre,
sino mi Padre que está en los cielos.'

Conocer a Dios de oídas es una cosa, pero ver a Dios es otra cosa.
Dios tiene que purificarnos para poder usarnos.

2 Reyes 7:5-6,9
"Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de
los sirios, no había allí nadie. Porque Jehová había hecho que en el campamento de los sirios se oyese estruendo de
carros, ruido de caballos, y estrépito de gran ejército; y se dijeron unos a otros: He aquí, el rey de Israel ha tomado a
sueldo contra nosotros a los reyes de los heteos y a los reyes de los egipcios, para que vengan contra nosotros.
Luego se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si
esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues, ahora, entremos y demos la nueva en
casa del rey."

El siervo del rey menospreció al profeta, y se burló. Muchos hoy se burlan del arrebatamiento, y de lo que va a venir.

No debemos menospreciar a las personas por su aspecto, o por el trabajo que haga; porque no sabemos lo que
Dios va hacer con esa persona.

1 corintios 1:26-29
"Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni
muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo
escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para
deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia."

Números 22:31-33
"Entonces Jehová abrió los ojos de Balaam, y vio al ángel de Jehová que estaba en el camino, y tenía su espada
desnuda en su mano. Y Balaam hizo reverencia, y se inclinó sobre su rostro. Y el ángel de Jehová le dijo: ¿Por qué
has azotado tu asna estas tres veces? He aquí yo he salido para resistirte, porque tu camino es perverso delante de
mí. El asna me ha visto, y se ha apartado luego de delante de mí estas tres veces; y si de mí no se hubiera apartado,
yo también ahora te mataría a ti, y a ella dejaría viva."

De quien menos te esperas te puede venir la ayuda.

Estamos viviendo tiempos de estrés, de miedos, de frialdad, de personas crueles y sin misericordia.

Dios habla y da fe a través de la palabra, y sino vives en las reglas de la palabra te mueres espiritualmente.

Sino has rendido tu voluntad a Dios, todavía no le perteneces.
Tus malas actitudes contra Dios te pueden matar al momento.
Las malas reacciones salen porque hay pecados ocultos, y porque has vivido una vida espiritual falsa.

La ley del Espíritu nos perdona, y nos libra de la muerte
La ley de Moisés, juzgaba y condenaba.

Dios permite cosas para que nos purifiquemos, porque Cristo viene ya.
Cogete bien al árbol, para que tu fruta no caiga, y pueda ser recogida en día de la cosecha.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA
SAMARIA
martes a las 19:00 h
viernes a las 19:00 h (culto de oración) 
sábados a las 18:00 h
domingos a las 11:00 h y a las 18:00 h

IGLESIA SAMARIA. TERRASSA
C/ Moncada 664 Terrassa (Barcelona - España)
Telf. (+34) 93 731 11 81
samaria@iglesiasamaria.org
MUSICALES DE SAMARIA
HORARIO DE CULTOS
LA PASION
POR TI Y POR MI
>>VOLVER A ESTUDIOS BIBLICOS